Las mujeres de Mallorca no renunciaron ayer, día 8 de marzo, a salir a la calle para reivindicar sus derechos y, sobre todo, para exigir igualdad. Este año, debido a las restricciones sanitarias y en parte también por la lluvia que cayó durante toda la jornada, no se celebraron actos multitudinarios, como en ocasiones anteriores donde se llegaron a concentrar hasta 20.000 personas, pero se mantuvo el mismo discurso contundente que se repite cada vez que se conmemora esta fecha del Dia de la Dona.

Los actos más numerosos se celebraron por la mañana en la plaza del Olivar, organizado por los sindicatos mayoritarios, y por la tarde con la lectura de un manifiesto por parte del Moviment Feminista de Mallorca en la plaça d’Espanya. Las mujeres volvieron a denunciar las dificultades que sufren debido a la situación de desigualdad y discriminación que padecen. Una situación que ha ido empeorando en estos últimos meses por la crisis que ha provocado la pandemia, que ha supuesto en muchos casos una sobrecarga doméstica, un aumento de la brecha laboral con respecto al hombre, una dificultad mayor para la conciliación familiar y en muchas ocasiones un incremento de la violencia de género. Las mujeres, sin embargo, no están dispuestas a seguir aguantando este rol y aprovecharon la jornada reivindicativa que representa el día 8 de marzo para volver a exigir políticas de igualdad, para que desaparezca la brecha salarial, para que se respete su trabajo y para que se termine con la violencia familiar.

Las mujeres sindicalistas reclaman en Palma políticas de igualdad B. Ramon

Las dos representantes sindicales de UGT y Comisiones Obreras, Francisca Garí y Eva Cerdeiriña, destacaron ayer el papel fundamental que ha tenido la mujer en esta crisis sanitaria, donde se ha situado en primera línea de atención a los enfermos. Sin embargo, criticaron que esta labor no se ha visto recompensada en el sueldo, como demuestra el aumento de la brecha salarial. Las sindicalistas exigieron la derogación de la reforma laboral.

El Moviment Femnista también exigió que se termine con las opresiones patriarcales que se traducen en una precariedad laboral que afecta a las mujeres. Por ello, pidieron políticas activas para terminar con esta situación.

Reivindicación sindicalista en Palma

9

Las mujeres sindicalistas reclaman en Palma políticas de igualdad B. Ramon

Los sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO organizaron un acto de apoyo a la lucha para terminar con la discriminación. El acto se celebró en la plaza del Olivar, donde se desplegó una pancarta reivindicativa.

Salud mental

La pandemia sanitaria ha provocado un deterioro de la salud mental de las mujeres, que se ha traducido en un mayor estrés y más trastornos depresivos por las cargas que han tenido que asumir como consecuencia de esta situación. Esta advertencia la realizó ayer el Colegio de Psicólogos de Balears, que alertó que las medidas restrictivas han recortado también los derechos de las mujeres. Los psicólogos denuncian que la pandemia ha evidenciado las desigualdades estructurales de nuestra sociedad que perjudican sobre todo a las mujeres.