La Asociación de Fabricantes y Curadores de Queso de Menorca ha recibido con alivio la moratoria alcanzada entre la Unión Europea y Estados Unidos para la retirada temporal de los aranceles a los productos agroalimentarios españoles.

Cabe recordar que el queso y otros productos lácteos, así como demás productos agroalimentarios españoles y europeos, soportaban desde octubre de 2019 unos aranceles del 25 por ciento con motivo del conflicto comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea a cuenta de las ayudas concedidas al sector aeronáutico.

Este gravamen se tradujo en una caída de las ventas del sector quesero menorquín de cerca de un 30 por ciento, según han informado desde la asociación. "Por el momento, esta suspensión se da por un tiempo de cuatro meses, esperando que durante esta moratoria se puedan resolver las diferentes controversias entre los estados enfrentados comercialmente", han explicado.

Desde la Asociación de Fabricantes y Curadores de Queso de Menorca han emplazado a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, así como al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, para que "sigan trabajando en esta senda para conseguir un trato justo para los productos fabricados en España".

"En cualquier caso, se trata de una cuestión meramente política, que ha tenido graves consecuencias en el sector agroalimentario y que no guarda relación con cuestiones técnicas, sanitarias o de calidad", han matizado antes de destacar que cada año se envían a Estados Unidos unos 150.000 kilos de queso de Menorca.