Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La exdirectora de Menores no sabe por qué se tardó un año en ir a la Fiscalía

La podemita Magdalena Gelabert también atribuyó a los profesionales de los centros «incapacidad para reconducir la situación»

Magdalena Gelabert, actual portavoz de Podemos, fue directora de Infancia hasta 2019.

Magdalena Gelabert, actual portavoz de Podemos, fue directora de Infancia hasta 2019.

Magadalena Gelabert, exdirectora insular de Menores del Consell entre 2016 y 2019, aseguró ayer que no sabía los motivos por los que se tardó un año en denunciar ante Fiscalía cuatro casos de explotación sexual infantil en menores tutelados, como refleja el informe de la comisión de expertos. Gelabert, actual portavoz de Podemos en el Consell, fue una de las comparecencias de ayer en la comisión de investigación política del Institut Mallorquí d’Afers Socials (IMAS).

La exdirectora podemita inició su intervención proyectando una presentación en una pantalla. Aseguró que cuando llegó al departamento «no había ni control ni orden y un volumen de fugas de menores inaceptable». Acto seguido atribuyó a los centros concertados de menores tutelados de «incapacidad profesional». A preguntas del representante de El Pi, Antoni Amengual, fue cuando admitió que desconocía por qué se había tardado un año en denunciar los casos ante Fiscalía de Menores. Criticó los tratamientos mediáticos. Amengual le recordó su contradicción, ya que ella misma había explicado en una entrevista lo que pensaba decir en la comisión. Según Gelabert, había «indicios de explotación sexual desde 2011».

También intervino en la comisión la expresidenta del IMAS durante la pasada legislatura, Margalida Puigserver. La excargo de Més per Mallorca afirmó que en «las memorias del IMAS de los años 2012 y 2013 ya aparecen referencias a casos no de explotación sexual infantil, pero sí de prostitución y corrupción de menores». Puigserver admitió que no puede afirmar que los casos que se reseñan en las memorias fueran casos de abusos a menores estando ya tuteladas por la administración o si se trataba de casos de abusos en el entorno familiar que se derivaban a la Unidad de Valoración de Abuso Sexual Infantil (Uvasi) del IMAS.

Sin embargo, indicó que cree que se trataba de lo primero, porque aparecen como derivaciones hechas directamente desde el servicio de protección de menores.

Ante esta situación, la expresidenta del IMAS aseguró «no entender» cómo su predecesora en el cargo, Catalina Cirer (PP), afirmara que desconocía la existencia de casos. En concreto, Puigserver señaló que le constaban dos en 2012, uno en 2013, cuatro en 2014 y siete en 2015.

La expresidenta del IMAS admitió también durante la comisión que los casos detectados aumentaron hasta 2019, pero consideró que este incremento es atribuible a una mayor formación y concienciación por parte de los técnicos. Relató que en el año 2017 aprobaron una instrucción y un protocolo para saber cómo actuar en estas situaciones y se pusieron en marcha cursos de formación para los técnicos. «Nada de eso existía cuando llegamos al IMAS», aseveró Puigserver.

Caterina Mas, exvicepresidenta del IMAS y exalcaldesa de Petra, también criticó las informaciones periodísticas sobre menores y dijo que los retrasos en llevar los casos a Fiscalía es debido a que «los técnicos quieren estar muy seguros».

Compartir el artículo

stats