Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amenaza de desahucio en Ibiza: "Vendieron los pisos a un fondo buitre, pero con nosotros dentro"

Once familias de la calle Lugo de Cala de Bou reclaman a un banco, al que acusan de vender los pisos con ellos dentro al fondo Promontoria Coliseum, un interlocutor con el que poder abordar su situación y reclamar su derecho a compra

Un momento de la protesta delante de la entidad bancaria

Un momento de la protesta delante de la entidad bancaria

Las familias del número 14 de la calle Lugo de Cala de Bou, en Sant Josep, que viven bajo la amenaza del desahucio y soportan graves incumplimientos de sus contratos de alquiler, acudieron a la central del Banco Sabadell, en la avenida Ignasi Wallis, en Ibiza, para exigir un interlocutor al que poder reclamar. Estas familias soportan esta situación desde 2018. Además, los inquilinos exigen que el fondo propietario de los pisos cumpla con la cláusula de derecho a compra que firmaron cuando alquilaron las viviendas.  

Sus contratos de alquiler estaban en manos de Solvia, la antigua inmobiliaria del Sabadell, pero todo indica que los pisos son ahora propiedad de Promontoria Coliseum Real Estate SL, empresa que se sospecha que está relacionada con el fondo de inversión de Estados Unidos Cerverus.

 A pesar de que pagan sus rentas mensuales, algunos de ellos han recibido cartas advirtiéndoles de que tienen que dejar los pisos. Ayer, una de estas vecinas dijo que, además, recientemente le llegó un aviso de desahucio desde Promontoria Coliseum.

Los vecinos acudieron a protestar ayer por la mañana frente a la sede del Sabadell después de que la Delegación del Gobierno les prohibiera manifestarse. Son once familias, 33 personas en total, nueve menores, entre ellos varios niños pequeños, pero ayer se presentaron frente al banco representantes de cuatro de estas familias acompañados por la concejala de Vivienda de Sant Josep, Guadalupe Nauda (Unidas Podemos), que fue recibida por el responsable de la oficina bancaria junto a una de las afectadas.

«La respuesta del apoderado del banco es que entiende la situación, y nos ha manifestado además que le duele esto que está viendo en la puerta de la entidad», explicó Nauda tras la reunión. «Nos enquistamos en la clave de quién tiene la responsabilidad, y él [el apoderado de la oficina] considera que ésta no es del banco, una vez que vendió las propiedades, pero lo que nosotras hemos remarcado es que se vendió cuando aún tenían los contratos de alquiler en vigor», añadió la concejala de Sant Josep.

«[El apoderado] se aferra a que ya veremos qué se hace con los contratos que no estén en vigor, y respecto a los que están en vigor dice que cree que sí debe haber una comunicación, antes de la venta», señaló Nauda. «Pero el tema es que los que se han vencido lo han hecho después de haber sido traspasados al fondo buitre, que es Promontoria Coliseum Real Estate SL», argumentó la concejala de Vivienda.

También estuvo arropando a las vecinas afectadas la secretaria general de Podemos Ibiza y portavoz de la formación en el Consell de Ibiza, Viviana de Sans, que criticó que la máxima institución insular «debería tratar este tema, algo que no está haciendo».

Una de las vecinas, que se entrevistó con el apoderado del Banco Sabadell junto con Nauda, resumió: «Venimos a pedir que el banco nos ponga en contacto directo con algún interlocutor fiable para que responda a todas las dudas que tenemos». 

«Perdimos la comunicación»

«En principio, nuestros contratos están firmados con el Banco Sabadell, pero esta entidad ha vendido los pisos al fondo buitre Promontoria Coliseum, pero con las familias dentro, y desde ese momento nosotras hemos perdido totalmente la comunicación con el propietario de las viviendas, y ahora el tema es que ha llegado una carta de desahucio y queremos que haya una comunicación de forma directa para saber en qué situación estamos», añadió esta vecina de la calle Lugo de Cala de Bou. 

Compartir el artículo

stats