Salud asegura que tiene conocimiento de personas que se están vacunando contra el coronavirus saltándose el protocolo en Baleares. El director del IB-Salut, Juli Fuster, ha reconocido que "hay disfunciones" en el proceso de vacunación en las islas y que llega a su departamento información de personas que se están vacunando sin pertenecer realmente al grupo por el que se le ha administrado la vacuna. Mientras, desliga el relevo del coordinador de la campaña de la vacunación de altos cargos y asegura que hoy "volveríamos a actuar exactamente igual".

"No lo justifico, pero disfunciones las habrá seguro, ya se lo adelanto. Nos llegan casos, nosotros nos enteramos de que resulta que en tal hospital se ha vacunado no sé quien, ningún político, que no se me malinterprete, pero personas que piensas que entran en un grupo, pero que...Quien lo debería de interpretar...son personas y son procesos muy complejos", ha pronunciado Fuster en una entrevista a RNE.

Fuster ha dado cuenta de ello después de que se le preguntara por la polémica de los altos cargos vacunados, de la que ha desligado el relevo del coordinador de la campaña de vacunación, Carlos Villafáfila, insistiendo en que se trata de una baja por enfermedad. El responsable de Salud ha defendido la vacunación de los altos cargos el día que llegaron las primeras dosis a la isla el pasado 27 de diciembre, asegurando que "si se dieran las mismas circunstancias, hoy volveríamos a actuar exactamente igual, mire si tenemos la conciencia tranquila".

"En cinco días, del 22 que se aprobó la vacuna al 27, y con las fiestas de Navidad por en medio, tuvimos que prepararlo todo, sin tener tampoco demasiada información, de cómo llegarían las dosis, cuántos viales", ha defendido el director del Servicio de Salud de las islas. "Ya tendremos tiempo de hacer autocrítica", ha concluido Fuster.