Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paro balear crece casi un 47% en un año y duplica el alza estatal

Baleares lidera el aumento del desempleo en España

Las grandes instalaciones comerciales iniciaron en febrero su desescalada.

Las grandes instalaciones comerciales iniciaron en febrero su desescalada. M. MIELNIEZUK

El paro balear ha crecido un 46,9% durante el último año, un ritmo que duplica la media del conjunto de España, donde esa subida ha sido del 23,5%. De este modo, las islas cerraron el pasado febrero con 84.581 desocupados, a los que hay que sumar otros 38.649 trabajadores afectados por algún expediente de regulación temporal de empleo (ERTE).

Los datos presentados ayer por el director general de Empleo, Llorenç Pou, reflejan el impacto que la pandemia está teniendo en el mercado laboral del archipiélago, dado que ninguna otra autonomía muestra una subida tan acentuada en su cifra de parados (el segundo incremento más acentuado es el de Canarias, y se queda diez puntos por debajo del balear, al cifrarse en un 36,4%).

Sin embargo, Pou señaló la tasa de paro administrativo de las islas se sitúa en un 16,9%, todavía por debajo del 17,5% estatal, lo que refleja la situación de ventaja que el mercado laboral balear mostraba antes del coronavirus.

Por sectores, el desempleo ha aumentado en el último año de una forma especialmente notable en la construcción, donde casi se ha duplicado (ha crecido un 82,5%), y en el comercio, con un alza del 51,7%.

Como se ha indicado antes, hay que tener en cuenta que junto al citado número de parados, Baleares cerró el mes pasado con 38.649 trabajadores afectados por los ERTE, lo que supone 3.493 más que en enero. Eso convierte a las islas en una de las comunidades con más asalariados en esa situación (un 9,3% del total, frente a la media estatal del 4,7%, aunque superada por el 11,6% de Canarias)

En cualquier caso, el director general reconoció que ese aumento de empleados en ERTE de las islas puede mostrar un problema estadístico, dado que en febrero se inició la desescalada en el gran comercio, que le llevó a devolver a una buena parte de sus plantillas a sus puestos de trabajo, situación que quizás no ha quedado totalmente reflejada todavía, a lo que se suma la entrada de expedientes de regulación en hostelería que no llegaron a registrarse en enero. Por ello, señaló que será en los datos de marzo cuando este panorama quede mucho mejor definido.

Afiliados a la Seguridad Social

Respecto a la cifra de afiliados a la Seguridad Social, al cierre de febrero se situó en 413.235, un 6,4% menos de las contabilizadas hace un año, de nuevo el peor dato de todo el país, donde ese descenso ha sido de casi un 2,1%.

En este punto, hay un aspecto en el que Llorenç Pou hizo hincapié: por primera vez desde septiembre, el empleo crece en las islas respecto al mes anterior, aunque sea de forma muy limitada (casi un 0,3%).

Además, puso en valor que la cifra de autónomos se mantiene prácticamente estable (hay 89.976), lo que calificó de muy importante de cara a la reactivación económica.

Patronales Hablan de colapso social y desastre

Las organizaciones empresariales de Baleares fueron contundentes a la hora de definir la situación económica de las islas a la vista de los datos de su mercado laboral, y mientras la presidenta de CAEB, Carmen Planas, exigió un «rescate urgente del Gobierno central con ayudas directas para evitar un colapso social ante el nuevo desplome del empleo en Baleares», su homólogo en PIMEM, Jordi Mora, calificó de «desastre económico» las cifras del paro conocidas ayer, al tiempo que reclamó «una desescalada rápida pero muy controlada» para que las islas sean un destino seguro.

Por su parte, la secretaria de Acción Sindical de UGT en las islas, Ana Landero, y la secretaria de Empleo de CCOO-Baleares, coincidieron en insistir en que la desescalada debe de ser «prudente» para salvar así el verano, aunque se defendió el reinicio de la actividad económica, al tiempo que se calificaron de «dramáticas» las cifras del paro en el archipiélago.

Desde USO se solicitó la unión de toda la sociedad balear para poner fin a la actual caída del empleo.

Compartir el artículo

stats