El Parlament de Balears ha rechazado una proposición no de ley (PNL) presentada por Ciudadanos donde se pedía que las instituciones "garanticen el debido respeto" a la figura del Rey Felipe VI al "encarnar la máxima expresión de nuestro estado de derecho". Durante el debate de esta iniciativa ha sido cuando el diputado de Més per Mallorca, Josep Ferrà ha arremetido con dureza contra la Casa Real a raíz de la vacunación en Emiratos Árabes de las infantas Elena y Cristina.

Ferrà ha censurado que "después del turismo pasional del Emérito para reunirse con sus amantes, o el turismo a paraísos fiscales para evadir impuestos, ahora acaban de implantar el turismo de las vacunas".

El diputado ecosobiranista ha indicado también que "la familia del Rey tiene más intereses en Londres, Suiza y los Emiratos Árabes que no en España", una situación que obliga, señala Ferrà a que "hagan un paso atrás, teniendo en cuenta su poca ejemplaridad que ahora se ve agravada al convertir las vacunas en un bien de mercado, alejado de la solidaridad y de la necesidad de que ésta llegue a todo el mundo". Según Ferrà, " los máximos dirigentes del Estado hacen con la constitución como los curas pederastas con la Biblia". En este contexto ha defendido la apertura de un proceso constituyente para avanzar hacia un nuevo modelo de Estado.

La moción, defendida por el diputado naranja Juanma Gómez, ha sido rechazada por los votos de la izquierda y ha contado con el apoyo de PP y Vox. Estos últimos han acusado a los de Més de "alborotadores". El PSOE y Podemos se han negado a dar apoyo al Rey en esta preposición que también reclamaba la defensa de la Constitución y su modelo de Estado.