Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell ha alojado y protegido a 33 prostitutas de sus proxenetas

Se habilitaron 24 pisos para estas mujeres y algunas han abandonado la profesión

Los proxenetas obligaban a trabajar a las prostitutas en plena pandemia.

Los proxenetas obligaban a trabajar a las prostitutas en plena pandemia.

Un servicio pionero en España impulsado por el Consell de Mallorca ha sido la acogida de mujeres que se dedicaban a la prostitución. Se habilitaron 24 pisos para poder alojar a estas mujeres que llegaron a albergar a 33 prostitutas, una media de 20 personas, durante todo el estado de alarma.

Según explicaron desde el Consell de Mallorca, los proxenetas las obligaban a trabajar durante el confinamiento y en plena pandemia, poniendo en riesgo su salud. Si se negaban a ofrecer servicios sexuales las echaban de sus casas y se quedaban sin hogar.

Mallorca fue el primer lugar de España en poner en marcha este servicio que lo gestiona una ONG de prestigio como es Metges del Món.

En estos momentos, el servicio cuenta con 11 mujeres acogidas, pero ha llegado a tener 33 al mismo tiempo, según el Consell. La media de mujeres en situación de prostitución protegidas bajo la tutela del Consell de Mallorca es de 20 en un mismo momento.

Las estancias de estas mujeres en los pisos de acogida del Consell ha permitido que, con la ayuda técnica de acompañamiento y psicológica, hayan dejado la prostitución y la sumisión a sus proxenetas. La ayuda durante su estancia en los pisos tutelados ha propiciado que encuentren un trabajo lejos de los servicios sexuales.

Desde el departamento insular de Igualdad detectaron el problema de las mujeres con sus proxenetas y decidieron poner en marcha la habilitación de pisos para estas mujeres que, tras negarse a trabajar de prostituta en plena pandemia, se quedaban en la calle, sin un techo donde cobijarse y sin recursos para vivir.

Este servicio de acogida de mujeres en situación de prostitución es una rama más de la ayuda que ha puesto en marcha la institución insular durante la pandemia a las mujeres víctimas de violencia machista. La consellera insular de Presidencia, Teresa Suárez, explicó a este periódico que «desde el principio de la pandemia vimos que se debía poner el foco en las personas y en las situaciones más vulnerables de la gente». Por ello, según Suárez, entendieron que «las mujeres víctimas de violencia de género son una prioridad del Consell y se debía buscar una solución para las mujeres en situación de prostitución de Mallorca».

La consellera Teresa Suárez.

La consellera Teresa Suárez. CONSELL

La consellera de Presidencia añadió que «el objetivo del departamento de Igualdad y Diversidad del Consell ha sido el de evitar que cualquier mujer que lo necesite quede desatendida». «Las administraciones públicas tenemos el deber de incrementar los recursos y adaptarlos a las necesidades de la población vulnerable. Eso es lo que estamos haciendo en el Consell durante esta pandemia», apostilló Teresa Suárez.

La titular de Presidencia se mostró satisfecha de que el Consell haya impulsado un servicio pionero en toda España, como es el de acoger y dar una salida a las mujeres que se dedican a la prostitución.

Compartir el artículo

stats