Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Alejandro del Campo: «Se puede vigilar a los espabilados sin castigar el pacto sucesorio»

El fiscalista, abogado y experto en DMS Consulting, cree que con la reforma que se plantea «pagan justos por pecadores»

Del Campo en su despacho en Palma.

Del Campo en su despacho en Palma.

Alejandro Del Campo, fiscalista de referencia en Mallorca y el el resto de España, anima a la «eutanasia fiscal», como él la llama. Desde hace meses alerta sobre la reforma del Gobierno.

La reforma que plantea el Gobierno sitúa los pactos sucesorios bajo el foco del fraude.

Clarísimamente están pagando justos por pecadores. La reforma presupone que cualquier venta de un bien adquirido por un pacto sucesorio es fraude. Hay operaciones donde el hijo meses después de recibir la herencia en vida desea vender por las razones que sea y no busca defraudar. Hay fraude cuando el padre lo deja al hijo para que lo venda y luego el dinero vuelve al padre. Ese sería el fraude, pero se puede vigilar si hay un espabilado sin este castigo fiscal de la reforma.

¿Qué perfiles o en qué casos se recurre a pactos sucesorios?

Lo que más me encuentro son patrimonios medios-altos, de un padre con varios inmuebles donde ya viven los hijos. La herencia en vida que tenemos en Balears tributando por sucesiones y no donaciones es absolutamente positivo y hay que protegerlo.

¿Y es habitual que el perceptor de una herencia en vida quiera vender su herencia?

No, no es habitual, ocurre, pero no es lo habitual. Lo habitual es que lo que reciben de una herencia en vida se lo queden.

¿Cuánto le puede costar a un contribuyente que recibe una herencia en vida la reforma que planea ahora el Gobierno?

Imagínate un padre que compró un piso de 100.000 euros y se lo da en vida al hijo cuando vale 300.000 euros. Desde el 2016, el hijo pagaría un 1% de Sucesiones. Si luego el hijo tiene trillizos y se le queda pequeño o se queda sin trabajo y necesita vender, con la normativa actual si lo vende por 300.000 no tendrá que pagar por IRPF. Sin embargo, si entra en vigor la reforma, Hacienda le preguntaría al vender si su padre ha fallecido o no y si el padre no ha tenido el detalle de morirse, Hacienda va a suponer que se la quiere colar y le pedirá que tribute un 22 o 23% de la diferencia del valor por el que lo compró el padre. Unos 50.000 euros pagaría.

"De tíos a sobrinos ya se paga un 25%. Como al vender tengan que pagar, acabarán tributando un 50%"

decoration

Se está planteando desde Balears enmendar la reforma para fijar un período a partir del cuál se pueda vender la herencia sin tributar por esa diferencia.

Lo lógico sería suprimir esa modificación y esa presunción de fraude y dejar los instrumentos para vigilar si hay un espabilado que vende y luego le pasa la pasta al padre, pero no veo mal que se atenúe el castigo fiscal al cabo de dos o cuatro años porque ya no puedes presumir fraude. Pero cuidado porque se produce una doble imposición: pagas Sucesiones y el IRPF. También se están haciendo pactos sucesorios entre hermanos o de tíos a sobrinos y ahí no paga el 1%, sino el 25%. Como al vender tenga que pagar, acabará tributando al 50%.

Sobrevuela la armonización fiscal. Si eso ocurre, ¿cree que dejarán de ser interesantes los pactos sucesorios en Balears?

La armonización de la que se está hablando está provocando muchos pactos sucesorios, por el miedo a que suponga una subida del impuesto de Sucesiones en Balears. Mi teoría es que si se armoniza, puede que aquí nos quedemos como estamos en aquellas herencias de hasta 700.000 euros.

Compartir el artículo

stats