El expresidente del Govern y ahora eurodiputado de Ciudadanos, José Ramón Bauzá, declara ahora, dos años después, su participación en la start-up Get2Move ante el Parlamento Europeo. Bauzá ha corregido su declaración de intereses como eurodiputado al abandonar el consejo de administración y después de que fuera revelada su participación. El expresidente declara ahora su participación tras habérselo recomendado la eurocámara "por una cuestión de transparencia".

El pasado mes de julio elDiario.es informó de que el expresidente del Govern había ocultado su participación en la start-up Get2Move, controlada ahora por Enagás, en su declaración de intereses al tomar posesión como diputado del Parlamento Europeo. La sociedad, de la que el eurodiputado de Ciudadanos tiene un 0'66 por ciento de las acciones, según explica, fue el proyecto final de un curso de Liderazgo Público-Privado en el que participó en Deusto. Según ha informado este viernes el mismo medio, después de la publicación y transcurridos dos años, Bauzá ha declarado su participación en la start-up ante el Parlamento Europeo.

"Sigo por una cuestión sentimental"

En declaraciones a Diario de Mallorca, Bauzá confirma estos hechos y lo justifica en que si bien "no era necesario", ahora los servicios jurídicos de la cámara se lo han recomendado "por una cuestión de transparencia". "Como ahora he dejado el consejo de administración quise hacer la consulta, y me dijeron que no era necesario pero me recomendaron hacerlo por una cuestión de transparencia", explica el expresidente, que asegura que ya hizo la consulta al hacer su primera declaración "y me dijeron que el porcentaje era tan bajo que no tenía ninguna capacidad de influencia" ante un posible conflicto de intereses. "Ha habido ampliaciones de capital y no he participado", explica Bauzá, que señala que "si sigo es por una cuestión sentimental por haber participado en su creación".

Cabe recordar que Bauzá ya tuvo problemas durante su etapa como presidente del Govern al no declarar en el Parlament algunas de sus empresas como la vinoteca Divino o la sociedad de material ortopédico Bauser, que también tuvo que corregir a posteriori con una declaración complementaria en el momento en que a raíz del caso Bárcenas todos los diputados de la cámara autonómica tuvieron que publicar su declaración de la renta y de bienes y patrimonio.