Los fumadores mallorquines son los que peor llevan cumplir las normas dictadas por el Govern para evitar los contagios de la covid-19. Prueba de ello es que fumar por la calle caminando y, por consiguiente, con la mascarilla bajada, se ha convertido en la principal infracción de la normativa anticoronavirus de los ciudadanos de Mallorca. Así se desprende de los informes realizados por los más de 200 informadores que ha desplegado la conselleria de Asuntos Sociales y Deportes para informar y corregir a la ciudadanía.

Fumar en la calle está permitido. Sin embargo, las autoridades sanitarias advierten que el humo del tabaco desprende aerosoles que pueden contagiar el virus. Por ello se ordena no caminar mientras se fuma. Pese a ello, un alto porcentaje de las conductas ciudadanas que han tenido que corregir los informadores están relacionadas con fumadores que caminan mientras desprenden al aire el humo de sus cigarrillos.

En segunda posición de las infracciones más comunes encontramos el mal uso de la mascarilla, como es el caso de no llevarla cubriendo la nariz, o simplemente ciudadanos que han decidido salir a la calle sin esta protección y los informadores les advierten que deben llevarla.

La consellera Fina Santiago.

La consellera de Asuntos Sociales del Govern, Fina Santiago, explicó que los informadores «no ponen ninguna sanción, solo informan de la conducta adecuada para evitar contagios cuando observan a una persona que las incumple». Santiago recordó que el motivo de impulsar el despliegue de informadores se ha debido a que «si damos el mensaje a la ciudadanía de que hay que cumplir con las normas, también es preciso que se les informe cuando realicen su vida cotidiana».

En Mallorca se han desplegado 155 informadores por las calles de pueblos y ciudades y otros 57 en las áreas recreativas y parques naturales. Llevan desde el mes de diciembre localizando y corrigiendo incumplimientos de las normas anticovid. Durante este tiempo ya han detectado 2.078 infracciones de la normativa.

Un dato curioso es que el 39% de los infractores están en la franja de edad de entre 31 y 45 años. En el resto de edades el porcentaje es más pequeño. Este es el perfil del ciudadano más infractor de la normativa, según el Govern. De igual modo, entre las 9:30 horas y las 13 horas es cuando se producen más de la mitad de las infracciones. De forma contraria a la lógica, por la tarde se detectan menos infracciones que por la mañana, cuando hay mucha más gente trabajando.

Por lo que hace referencia a los incumplimientos de más de una persona, los datos de los informadores del Govern reflejan que el 55% de las infracciones hace referencia a que no se mantiene la distancia de seguridad de 1,5 metros. Aspecto que la propia consellera Fina Santiago reconoció que es difícil cumplir por la costumbre adquirida.

Bares y comercios

En los comercios, los informadores se han encontrado incumplimientos como el exceso de aforo, falta de señalización de las normas y materiales necesarios para realizar la compra o incluso la falta de carteles que indiquen una entrada y una salida diferente del establecimiento.

En los bares y restaurantes que preparan comida para llevar, se ha detectado cómo algunos de ellos dejan entrar al cliente al interior a recoger la comida, aspecto que no lo permite la normativa.

La consellera Santiago indicó que los informadores se han encontrado con personas que se han enfadado cuando les corrigen alguna conducta. No obstante, «por regla general» el ciudadano acepta la información.

Las claves

  • Fumar caminando y la mascarilla bajada

Es la principal infracción detectada por los informadores del Govern. En este caso se producen dos incumplimientos. Fumar caminando y mal uso de la mascarilla.

  • 51% de infracciones, por la mañana

Un dato curioso es que el 51% de las infracciones de las normas anticovid se detectan entre las 9:30 horas y las 13:00 horas. Por la mañana se incumple más que por la tarde.

  • Infractores de mediana edad

Los jóvenes no son el perfil de ciudadano más incumplidor. El Govern ha podido comprobar que el 39% de los infractores tiene entre 39 y 45 años.

  • Comercios con exceso de aforo 

En el sector comercial se han detectado bastantes establecimientos con un exceso de aforo, sin señalizaciones de las normas anticovid y tampoco carteles de las entradas y salidas diferentes.