Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aena suma a sus ingresos 635 millones que no han pagado las tiendas de los aeropuertos

Los arrendatarios están recurriendo a la vía judicial y en Son Sant Joan se ha parado la ejecución del aval

Las ventas se han desplomado en el aeropuerto de Palma.

Las ventas se han desplomado en el aeropuerto de Palma.

Aena por primera vez desde 2012 registra pérdidas, que ascienden a 127 millones de euros, tras la caída de sus ingresos a la mitad, 2.263 millones, por las restricciones por la pandemia. El gestor aeroportuario da cuenta también de que los ingresos comerciales cayeron en 2020 un 16,5%, pero incluye las rentas mínimas anuales que no han pagado sus arrendatarios de tiendas y restaurantes, 635,5 millones de euros (de ellos, 198,6 millones corresponden al primer estado de alarma), según un comunicado .

Sus inquilinos están en pie de guerra. Rechazan el acuerdo que les ofrece el gestor para reducir los alquileres ante el hundimiento de sus ventas por la caída del tráfico, un 72,4%, hasta los 76,1 millones de pasajeros, en todos los aeropuertos (en el de Palma aún más, un 79,4 %, con 6,1 millones viajeros).

Varios arrendatarios están recurriendo a los tribunales. Al menos tres comercios de los aeródromos de Balears —uno en Palma y dos en Eivissa— han logrado medidas cautelares para que Aena no facture las rentas de los contratos y se suspende la ejecución de los avales ante impagos.

El acuerdo, que ronda un 60% de descuento, según el gestor, solo ha convencido a 72 operadores comerciales (representan al 13,2% de las rentas mínimas anuales garantizadas). El Govern envío una carta al presidente de Aena, Maurici Lucena, para que se rebajen los alquileres en Son Sant Joan, en virtud de las medidas de Madrid para que los grandes tenedores procedan así. Mañana el vicepresidente Juan Pedro Yllanes se reunirá con representantes del aeropuerto.

Compartir el artículo

stats