El Govern balear tiene la intención de volver a permitir las reuniones familiares en Mallorca, aunque muy limitadas, a partir del próximo día 2. La decisión que se prepara para su reunión extraordinaria prevista para el próximo viernes contempla la autorización de aquellos encuentros que no superen los dos núcleos de convivientes, y siempre con un límite de seis personas, según destacan fuentes del Ejecutivo autonómico. Aunque con una condición: este levantamiento de la prohibición ahora en vigor solo se producirá si los datos de contagios y ocupaciones hospitalarias mantienen una evolución positiva, tal y como está sucediendo actualmente.

En una reciente comparecencia pública, la presidenta del Govern, Francina Armengol, reconoció que una de las decisiones más «dolorosas» tomadas por su Gabinete había sido precisamente la de vetar las reuniones familiares por el impacto que ello tenía, especialmente sobre las personas mayores que viven solas. Dada la mejoría en las cifras de contagios y ocupaciones de UCI, y que en breve se iniciará la vacunación de colectivos de riesgo, como los mayores de 80 años, el Govern se anima ya a abrir la mano en esta materia, aunque con las limitaciones antes señaladas al asumir que estos encuentros entre familiares aparecen entre los comportamientos con mayor riesgo de contagio debido a la práctica común de quitarse las mascarillas cuando se producen, una situación similar a la que se da la restauración y que explica la prudencia que se maneja en la desescalada de este último sector.

Diseño de los reencuentros

Fuentes del Ejecutivo autonómico señalan que desde hace días se está analizando la forma en que se van a permitir estos reencuentros familiares. Desde el primer momento se ha tenido claro que no se deben de superar los dos núcleos de convivientes, y el debate se ha centrado en si se debía de situar su límite en las cuatro o en las seis personas. Finalmente, todo apunta a que será está segunda alternativa la que se va a aplicar.

Eso supone, por poner un ejemplo, que una pareja de personas mayores podrá volver a reunirse con su hija, su yerno y los dos hijos pequeños de éstos, al no superar así los dos núcleos de convivencia.

El Govern autorizará las reuniones familiares con fuertes límites el día 2

Se trata de una medida fuertemente reivindicada, dada la vulnerabilidad de muchos ancianos que viven solos, mayoritariamente mujeres, a los que se estaba vetando la posibilidad de tener la visita de sus familiares. Hay que recordar que la semana pasada ya se autorizó la salida de las residencias de las personas mayores para que pudieran encontrarse con sus familias, una vez que éstas han sido ya vacunadas.

Sin embargo, fuentes del Govern insisten en que se trata de la opción que actualmente se encuentra sobre la mesa, pero que su aplicación está condicionada a la evolución de los datos sanitarios. En este sentido, se hace hincapié en que el impacto que la cepa británica, mucho más contagiosa, esta teniendo en Mallorca puede hacer que «los planes cambien en cinco minutos».

Los restauradores piden que su reapertura se aclare cuanto antes para poder encargar suministros

Por otro lado, y ya en relación a la desescalada de los sectores económicos, se reitera que a partir del día 2 se va a permitir la reapertura de la restauración, pero solo en sus terrazas, tal y como ha venido adelantando Diario de Mallorca.

En relación a este punto, se indica que se ha debatido si esta recuperación de la actividad de bares y restaurantes debería estar restringida a la primera hora de la mañana para los desayunos y al mediodía para las comidas (Cataluña ha aplicado esta fórmula), o con jornada continua. Todo apunta a que finalmente el Govern se decantará por esta segunda opción, más favorable para estos negocios, al considerar que en esta primera fase de su desescalada ya quedan muy perjudicados por el hecho de no poder mantener actividad en su interior.

Evitar el ‘tardeo’

Sin embargo, en el propio sector se da como seguro que la hora de cierre de estos locales que se va a fijar será la de las 18 horas, e incluso se apunta la posibilidad de que el Ejecutivo balear la avance a las 17h, con el fin de evitar el denominado ‘tardeo’, es decir, no se quiere que la reapertura de la restauración se centre durante algunas horas en el consumo de bebidas alcohólicas.

Hay que insistir en que se trata de las medidas que actualmente baraja el Gabinete de la presidenta Armengol, pero que no va a ser hasta principios de la próxima semana cuando se envié a patronales y sindicatos su propuesta firme de desescalada con el fin de iniciar su negociación en la Mesa del Diálogo Social, en primer lugar, y con las patronales sectoriales a continuación.

Los bares esperan que tras su reapertura se fije una hora de cierre muy temprana con el objetivo de evitar el 'tardeo'

En cualquier caso, el presidente de Restauración CAEB, Alfonso Robledo, reiteró ayer la necesidad de que el sector conozca cuanto antes la decisión definitiva del Govern, para que las empresas del sector puedan hacer los correspondientes encargos a sus proveedores de alimentos y bebidas y sacar a los trabajadores de sus ERTE en el caso de que decidan reabrir a partir del día 2.

Hay que recordar también que la mayoría de agentes sociales rechazan por ahora la reapertura del gran comercio durante los fines de semana, por lo que es una posibilidad que se descarta para principios de marzo.

LAS CLAVES

Recuperar las reuniones de las familias con límites

El plan que ahora tiene el Govern sobre la mesa contempla volver a permitir las reuniones familiares a partir del día 2 aunque solo de dos núcleos de convivientes y un máximo de seis personas.

El gran comercio seguirá cerrado en fin de semana

Los sindicatos y la patronal PIMEM rechazan que el gran comercio pueda reabrir de momento durante los fines de semana para evitar que este paso coincida con la desescalada en la restauración.

Los gimnasios inician la desescalada con aforo reducido

Los gimnasios también podrán reabrir sus puertas a partir del 2 de marzo (ya lo han hecho las academias de baile o de yoga), pero se subraya que la reducción de aforo que se les va a aplicar será muy fuerte.

Restauración en horario continuo y cierre adelantado

La restauración podrá abrir sus terrazas a partir del día 2 en horario continuo, pero desde el propio sector se espera que se les obligue a cerrar a las 17 o las 18 horas para evitar el ‘tardeo’.