Desde el Llevant se lanzó ayer el grito de auxilio del sector turístico en el que se ha estado trabajando de forma sigilosa para en apenas tres semanas hacer su puesta de largo, arropados por empresarios y trabajadores, además de por patronales de la isla y del resto del archipiélago. SOS Turismo busca transmitir la desesperación que atraviesa la sociedad mallorquina. «No podemos resistir más», clamaron durante la lectura del manifiesto de esta campaña que se presentó en Cala Millor.

En la jornada en que el Govern anunció sorpresivamente la remodelación de su gabinete —coincidiendo con el día marcado en la agenda previa por los ideólogos de SOS Turismo para su lanzamiento—, exigieron alto y claro un plan de choque que rescate al sector, rebajas fiscales y agilizar la vacunación. En esta ocasión lejos de las mesas de diálogo compartidas en los últimos meses con el Ejecutivo balear. Esta coincidencia, aseguran, no logró restarles protagonismo en su día D.

«No nos podemos permitir —advirtió la hotelera Inés Batle— seguir en la inacción y en el pasteleo: ni en nuestros municipios, ni en nuestra isla, ni en nuestra comunidad, ni en nuestro país».

Twitter, Facebook y Linkedin se inundaron de mensajes para apoyar el movimiento y por toda la isla se desplegaron pancartas de diversos tamaños en hoteles, comercios o restaurantes porque sin turismo toda la economía isleña se va al traste.

Arranca la campaña SOS Turismo: los hoteles ya lucen las pancartas con su lema M. Mielniezuk

Para representar a los diferentes subsectores que conforman la industria turística, la lectura del manifiesto, en el Parc de la Mar del paseo Marítimo de Cala Millor, fue grupal. Arrancó la hotelera de tercera generación Inés Batle, de Sant Llorenç, solo pudo abrir un par de semanas la pasada temporada. Siguió Rubén García, de Son Servera, director de una empresa de representación de artistas, con 30 empleados en expediente de regulación de empleo (ERTE), y Susana de Juan, de Manacor, empresaria cuyo hotel lleva cerrado desde octubre de 2019 y quien un año antes tuvo que cerrar también obligada por la torrentada que asoló la zona de s’Illot.

Mensajes de adhesión

Además, tomaron la palabra Margalida Riutort, de Capdepera, quien regenta junto a su marido un taller mecánico y ha tenido que reducir su plantilla; Toni Miquel Amorós, de Artà, dueño de un pequeño hotel de interior, con todos sus trabajadores en el paro; Mariela Biolato, de Son Servera, propietaria de un pequeño restaurante que el año pasado solo abrió 50 días, y Yésica Porcel, de Sant Llorenç, trabajadora de un supermercado en el que únicamente ha podido trabajar unas semanas.

44

Arranca la campaña SOS Turismo: los hoteles y negocios turísticos de Mallorca ya lucen las pancartas con su lema

Numerosos establecimientos y cadenas se han unido a la campaña. Barceló es una de las primeras grandes hoteleras mallorquinas que ha dado un paso al frente (y sus agencias de viajes B the travel brand). También lo hicieron Bahía Príncipe de Grupo Piñero, Zafiro, Alua de AMResorts (que aparece entre las fundadores de SOS Turismo en su web), Hipotels, JS Hotels, Mar Hotels o Apartamentos Siestal y Mallorca 4 Golf entre muchos otros, que compartieron en las redes su apoyo. Oferta complementaria como Marineland, el Western, cafeterías, el tren de Sóller y agentes de viajes o taxistas... Del mundo de la educación, la facultad de Turismo de la UIB o la Escuela de Turismo Felipe Moreno, la Cámara de Comercio, e incluso la patronal hotelera canaria Ashotel, presidida por Jorge Marichal, que a su vez lidera la asociación a nivel nacional, CEHAT.

El eco de SOS Turismo llegó hasta Alemania como lo recogieron NTV, Welt o Reiseuhu.

Te puede interesar:

La campaña pretende «pervivir en el tiempo» hasta lograr «un plan de vacunación intensivo y masivo» y el rescate del sector, declaró María José Aguiló, gerente de la patronal hotelera FEHM. Sobre si se echó de menos ayer la adhesión de significativas hoteleras de la isla, Aguiló apuntó que se trataba del primer día: «Aún tiene recorrido y es voluntario».

Para el presidente de la Agrupación de Cadenas, Gabriel Llobera, es urgente que cuanto antes se inicie la actividad. Cree que el Govern tiene que «acompañar porque es su misión» y «sacarnos de la crisis, económica, sanitaria y social».