Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Jaume Carot: «Nadie que me conozca me puede tildar de no ser progresista»

El exvicerrector de la UIB confirma que aspira a dirigirla, sin desvelar por ahora su equipo y programa para las próximas elecciones, pero queriendo marcar distancia de Llorenç Huguet

Jaume Carot, candidato a dirigir la UIB. | M.MIELNIEZUK

Al catedrático de Física Teórica de la Universitat de les Illes Balears (UIB) Jaume Carot le avalan su carrera en investigación y gestión académica en el equipo de la fallecida Montserrat Casas y en el del actual rector Llorenç Huguet, a quien aspira a suceder. Ha sido director del máster en Física y del programa de doctorado en la UIB; secretario y subdirector del centro de estudios de posgrado, vicerrector de Profesorado y Posgrado, vicerrector de Investigación y Posgrado y vicerrector de Investigación e Internacionalización, hasta mayo de 2019. Desde 2015 formó parte del comité ejecutivo de la comisión sectorial de I + D + i de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) y en 2017 fue nombrado miembro del RIS3 Expert Group de la Asociación de Universidades Europeas (EUA, por su sigla en inglés) hasta mayo de 2019.

¿Confirma que será candidato a suceder a Llorenç Huguet al frente de la UIB?

Sí, lo confirmo. Es un poco temprano, pero no tengo inconveniente en confirmar mi interés. Lo que me sorprende es que me presenten como si yo no fuera progresista. Nadie que me conozca mínimamente me puede tildar de no progresista.

¿Por qué le sorprende?

Me sorprende porque si bien es cierto que Margalida Gili (vicedecana de Medicina que declina ser candidata), que no es amiga pero sí nos tenemos un gran aprecio mutuo, es progresista, yo también lo soy. Otra cosa que también me sorprende es que se me tilde de continuista. No sé de dónde parte esa información, aunque tengo mis sospechas.

Si no se plantea un rectorado continuista del legado Huguet, ¿por dónde pasarán sus planes?

La UIB tiene unas bases establecidas previamente. Yo tengo mi programa, pero no es el momento ni ético ni estético de desvelarlo. Me debo primero a la comunidad universitaria. Lo puede entender. He tenido dos maestros. Una, Montserrat Casas. Ella me fichó como vicerrector, fui su sustituto y quien convocó las elecciones. El otro gran maestro fue Huguet.

"No sé de dónde parte lo de tildarme de continuista, pero tengo mis sospechas"

decoration

¿Algún avance de su programa?

Por no huir de la pregunta le diré que las universidades se construyen sobre fundamentos ya establecidos. Mi idea es aprovechar lo bueno, que no es poco, y continuar. También tengo ideas novedosas, he conocido varias universidades. Fui delegado español en el comité de expertos de estrategias de la Asociación de Universidades Europeas (EUA), que aglutina a más de 800 universidades, es un lobby muy importante. También formé parte del programa marco de la comisión sectorial de I + D + i de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas. No lo digo por colgarme medallas, sino por a lo que he estado expuesto; es una buena escuela.

¿Su dimisión como vicerrector fue por su candidatura actual?

Por un doble motivo. Uno fue porque quería dar este paso, que no se da alegremente. Pero había otro más que no voy a decir.

¿Quiénes le van a acompañar?

Hasta que no se convoquen las elecciones no iré dando a conocer a mi equipo. Ya hay nombres que circulan. Un poco más adelante sí lo diré.

En sus planes tendrá que incorporar los retos de la pandemia.

Sí, pero no los voy a revelar hasta que se lo haya hecho público a la comunidad universitaria. Quiero coger todo lo bueno, solidificarlo y hacerlo crecer. A la vez hay nuevas propuestas y direcciones que se deben impulsar no solo por la comunidad universitaria sino también por la sociedad balear.

Compartir el artículo

stats