Cientos de personas y decenas de vehículos colapsaron ayer entre las 9 y las 11.30 horas de la mañana la calle del Palma Arena, donde 6.099 ecuatorianos residentes en Balears fueron llamados a las urnas para participar en las elecciones de su país. En la isla, son los primeros comicios políticos que se celebran durante la pandemia. Precisamente, las medidas sanitarias instaladas en la puerta ralentizaron el ritmo de las votaciones y en las primeras horas se crearon largas colas y aglomeraciones en algunos tramos.

El agolpamiento temprano se produjo porque muchas personas eligieron la misma hora para depositar su voto. Y muchas de ellas obviaron el sistema de turnos ideado para evitar las grandes concentraciones. Según este método, el último número de la cédula de identidad (es decir, de su carné de identificación) tenía asignada una hora distinta. Las terminaciones en 0, 1 y 2 estaban convocadas entre las 9 y las 11. «El problema es que ha venido gente que no tenía cita a esa hora», explica a este diario el cónsul de Ecuador en Balears Julio César Lalama. «Y a las personas que no les tocaba les hemos dicho que no tenían preferencia y algunos no han estado de acuerdo y por eso ha habido momentos de cierta insatisfacción», cuenta. «Pero los problemas se han solucionado, ahora ya está todo en orden», señala. A las 13.10 horas ya no había aglomeraciones, sí un poco de cola (en algunos casos sin guardarse las distancias de seguridad), y tampoco coches en doble fila en ambos lados de la calle.

La concentración de vehículos provocó que dos patrullas de la Policía Local se acercaran hasta el lugar para ordenar el tráfico. «Los coches han llegado a ocupar los dos carriles bici y hemos tenido que levantar algunas actas», comentan desde el cuerpo.

Aglomeraciones y "desorganización" en el arranque de las elecciones de Ecuador en Palma Manu Mielniezuk

«Desorganización»

«El comienzo ha sido muy desorganizado», sentenció Luis Quesada, representante político del partido Centro Democrático. «A las 9 en punto las mesas no estaban preparadas, ha habido gente que ha tenido problemas porque resulta que no estaban en el padrón y todo se ha retrasado, por eso se ha agolpado tanta gente fuera», relató. «También había personas que no conocían el sistema de turnos nuevo porque no les había llegado la información», denunció. 

En el Palma Arena se instalaron un total de 13 mesas electorales. En el interior, las colas eran pequeñas y se mantuvo la distancia. También había gel hidroalcohólico y antes de entrar en el recinto se tomó la temperatura. Las embarazadas y los minusválidos tenían preferencia de entrada. 

«Hubiéramos preferido tener más espacios para votar. De todo Baleares, sólo se ha habilitado el Palma Arena y ecuatorianos de los municipios y de las otras islas han tenido que desplazarse hasta aquí para ejercer este derecho», lamentó el cónsul, quien recordó que durante los comicios de ayer en Palma había representantes políticos (apoderados) de cuatro partidos: Unión por la Esperanza (su candidato es Andrés Arauz), Movimiento Creo (el líder es Guillermo Lasso), Partido Social Cristiano y Centro Democrático.