La Autoridad Portuaria de Balears (APB) informó ayer de que durante el pasado ejercicio de 2020 las mercancías que han pasado por los puertos de interés general de las islas han alcanzado las 12.327.169 toneladas, experimentando así un descenso del tráfico con respecto a 2019 de un 24% menos.

En una nota de prensa, la APB indicó que el descenso de los tráficos de mercancías ha afectado a todos los puertos, «sin duda debido a la situación sanitaria y a las limitaciones de movilidad». El descenso de mercancías ha sido general en todos los puertos, con un -24% en el puerto de Palma, un -27% en el puerto de Mahón, un -30% en el de Alcúdia, un -25% en el puerto de Eivissa y un -16% en el puerto de la Savina.

Por partidas, en mercancía general (bienes de consumo), han sido más de 10 millones las toneladas registradas en total en 2020 bajando con respecto a 2019 un 20%, correspondiendo 7.066.534 toneladas al puerto de Palma (-22%); 2.217.306 al puerto de Eivissa (-24%), 236.118 al puerto de la Savina (-13%) y 410.124 al de Mahón -23%. Una excepción es el puerto de Alcúdia, donde se ha incrementado el movimiento de mercancías generales respecto a 2019 en un 21%, pasando de 740.731 toneladas a 893.245 en 2020.

«Las peores cifras desde 2008»

Desde la APB aseguraron que se trata «de las peores cifras desde la crisis económica que se inició en 2008 y que solo mostró signos de mejoría en 2014». En cuanto a las cifras de pasajeros, la APB afirmó que el tráfico de personas ha sido «uno de los más afectados» por la pandemia. Así, si se analiza el número de pasajeros de los cinco puertos, a lo largo de 2020 ha sido de 3,8 millones, un 60% menos que en 2019, de los cuales 3,6 millones corresponden a líneas regulares (-47%), y 156.757 a cruceros (-94,12%).