Ya están preparadas. Desinfectadas y listas para acoger a pacientes críticos a partir de este mismo lunes si fueran necesarias. El jefe de Reanimación y Anestesia de Son Espases, Fernando Barturen, mostró esta semana en exclusiva a Diario de Mallorca el nuevo espacio habilitado en la planta menos 1-C de Son Espases en la que ya hay montados 14 boxes para acoger a otros tantos pacientes críticos.

Con estas 14 plazas nuevas disponibles, el hospital podría llegar a atender a 108 pacientes críticos ya que se sumarían a las 94 activas en estos momentos. Y fuentes del propio hospital fueron más allá revelando que en el espacio habilitado en la planta menos 1 cabrían, en caso de más necesidad, otras seis camas más alcanzándose de esta manera una capacidad total de 114 boxes para pacientes con necesidades asistenciales extremas.

En estos momentos, los planes de contingencia ya desarrollados en el hospital de referencia al ritmo de la variable situación asistencial han permitido a Son Espases disponer de las citadas 94 camas para pacientes críticos.

Esta cifra a secas no refleja el esfuerzo realizado hasta el momento. Sí lo hace saber que, antes de un escenario pandémico como el que padecemos, Son Espases tan solo contaba con 46 camas para enfermos de esta tipología: las 32 de los 4 bloques específicos (UCI Trauma, UCI General, UCI Coronaria y UCI Cardiaca) de 8 camas cada uno, 4 de la unidad de cuidados intermedios y 10 de Rea, espacio reservado para despertares posquirúrgicos de operaciones delicadas que precisan una monitorización posterior del paciente intervenido.

Más del doble de camas UCI

A estas 46 camas iniciales se han ido sumando recursos con la colaboración de profesionales de otros servicios, entre ellos el de Anestesia y Reanimación que lidera el doctor Barturen, hasta alcanzar las actuales 94, más del doble que las iniciales.

Te puede interesar:

De estas 94 camas, 56 han sido reservadas para pacientes covid y 38 para otras patologías. Y ayer estaban ocupadas 48 de las primeras y 37 de las segundas, por lo que la situación no podía calificarse precisamente de desahogada. Tan solo restaban 9 camas libres.

De ahí la medida preventiva de habilitar un nuevo espacio en la planta menos uno de Son Espases. Para tener sitio en el que acoger pacientes propios o derivados por otros hospitales, circunstancia que ya se ha dado en uno de cada cinco ingresos en la unidad durante esta pandemia.