El Govern comunicó ayer a sus funcionarios que en la nómina de este mes de enero no se les aplicará la subida salarial del 2% pactada para el 2020 a nivel nacional y que ya ha sido abonada al resto de los trabajadores públicos de este país.

Los empleados de la comunidad autónoma balear, según los testimonios sindicales recabados, serán los únicos del país que no perciban este incremento salarial. Y no será el único agravio comparativo. Porque los funcionarios de las administraciones locales, Consells insulares y ayuntamientos, sí han percibido estas cuantías que, como se recordará, ascendían al 2% en 2020 y contemplaban un aumento del 0,9% para este 2021 aún pendiente de negociar con la conselleria de Administraciones Públicas.

«En la nómina del mes de enero de 2021 se ha procedido a la aplicación del incremento retributivo del 2% anual correspondiente al ejercicio 2020, de los conceptos retributivos sueldo base y trienios, y a la minoración del complemento específico a los importes anuales correspondientes a cada grupo retributivo», rezaba literalmente una comunicación interna remitida ayer a los trabajadores de un hospital por parte de la subdirección de recursos humanos.

A continación indicaba los «incrementos salariales» anuales que percibirá cada categoría profesional. Así, en el caso del grupo A1, correspondiente a los médicos, sería de 312,34 euros. Y en el A2, el de las enfermeras, de 274,7 euros. Ambos anuales.

«Un auténtico trile»

Tanto Jorge Tera, secretario general del sindicato de enfermería (SATSE), como Alfons Ramon, secretario general del sindicato médico (Simebal), calificaron esta actuación de «auténtico trile».

«Se limitan a subirnos las retribuciones básicas comunes a todos los empleados públicos de este país porque estaban obligados a ello porque era una subida acordada a nivel nacional, pero al mismo tiempo nos quitan esa misma cantidad de otras retribuciones específicas que determinan cada comunidad autónoma», explicó Tera la «trampa».

En términos prácticos, el secretario general del sindicato de enfermería señaló que la nómina que perciban los funcionarios de la comunidad autónoma este mes será la misma que percibieron en el último mes del año 2019.

Alfons Ramon también definió esta jugada como «el arte del trile» y lamentó que tras un año tan complicado como ha resultado el pasado para el personal sanitario, se vean recompensados de esta manera. «Nos suben el 2% en los complementos de ámbito nacional y nos los bajan en otros de carácter autonómico», confirmó el diagnóstico de Tera.

Ambos dirigentes sindicales lamentaron asimismo que Balears sea el único territorio del país que no ha aplicado a sus empleados públicos esta subida salarial pactada para 2020.

Un incremento que, recordaron, sí han percibido todos los funcionarios de los Consells insulares y de los 67 municipios de este archipiélago.

En estos próximos días están previstas negociaciones entre los diferentes representantes sindicales y la conselleria de Administraciones Públicas para negociar el pago del incremento del 0,9% negociado a nivel nacional para este año y que, en Balears, también ha sido pospuesto.

Al recuperar el PIB de 2019

Lo que llama la atención son las condiciones que pone el Govern para que sus funcionarios recuperen este poder adquisitivo perdido y que reproducimos textualmente a continuación.

«Esta disminución compensatoria se restituirá de manera automática los dos ejercicios posteriores al año en que el valor del PIB de la CAIB sea igual o superior al registrado el año 2019», reza la comunicación del departamento de recursos humanos que no es otra cosa que la trasposición literal del texto del BOIB que recogía esta medida el pasado 5 de enero.

Y ni siquiera basta con recuperar el PIB de hace dos años sino que, continúa la condición, «siempre que se hayan recuperado los ingresos tributarios y del sistema de financiación autonómica previstos inicialmente para el año 2020». Circunstancias que ninguno de los sindicalistas consultados se atrevieron a aventurar cuándo acontecerán.