El arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal Juan José Omella, lamentó que en España siga habiendo «picaresca» y pidió a los que se saltan su turno de vacunación y reciben la dosis antes de que les toque que sean «más nobles y más honrados».

Omella expresó el lunes su opinión sobre las personas que se han saltado el orden de vacunación y se han adelantado a la hora de recibirla, aunque en ese momento aún no conocía que el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, se había vacunado saltándose el protocolo.

«Desgraciadamente, España es el mundo de la picaresca desde siempre, ¿verdad? El Lazarillo de Tormes ya nos enseñó cómo es la picaresca de los españoles y creo que en eso tenemos que ser más nobles y más honrados. Han puesto un baremo por edad, por función social, yo creo que hay que seguirlo y cuando a uno le toque, pues le toca y ya está», sentenció el arzobispo.

«Yo creo que hacen bien en llamar la atención a estas personas, esto no está bien hecho, hemos de ser honrados. La mujer del César no sólo ha de ser honrada, también ha de parecerlo. Lo digo también para mí, para el obispo, para toda la sociedad», recalcó el purpurado.