La plataforma Resistencia balear solicitó ayer a la Delegación del Gobierno en las islas autorización para celebrar otra manifestación el próximo sábado contra las restricciones del Govern. El visto bueno o no a la protesta dependerá en buena medida de si se celebrará a pie o en vehículo, algo que los convocantes todavía no han concretado.

La plataforma había dado de plazo al Govern hasta hoy para reabrir la hostelería o, de lo contrario, habían amenazado con «volver a las calles». Los convocantes quieren replicar la manifestación del pasado viernes, que derivó en una marcha ilegal caminando pese a que solo estaba autorizada una caravana de vehículos por la situación epidemiológica en la isla. Aquella convocatoria citó a 850 coches y mil manifestantes a pie (unas 2.700 personas en total). Una cifra inferior a los cuatro mil que protestaron diez días antes en otra manifestación no autorizada.

«¿Salimos de paseo?»

Resistencia balear difundió ayer en sus redes sociales un video dominado por un interrogante: «¿Salimos de paseo?», en lo que parece un llamamiento a manifestarse a pie.