Un informe realizado por una perito judicial asegura que el presunto fraude económico realizado por las empresas que configuran el Grupo Cursach supera con creces los 51 millones de euros, una cantidad que estableció el informe que realizó en su momento el Grupo de Blanqueo de la Policía. Esta valoración policial fue el resultado de una investigación, en la que por una parte se apuntó las cantidades de dinero que una empresa de seguridad recogía cada noche de los locales de Cursach y, por otra, las declaraciones oficiales que se realizaban ante la Agencia Tributaria. En esta comparativa la Policía sostenía que únicamente la empresa de ocio declaraba un tercio de sus ingresos, por lo que la investigación apuntaba a que se habría cometido un presunto fraude fiscal superior a los 50 millones de euros. Asimismo, se denunciaba que la empresa de ocio contrataba a sus empleados por muchas menos horas de las que realmente trabajaban, por lo que también se habría podido cometer otro delito de fraude a la seguridad social. La Policía, además, apuntaba a que el empresario Cursach tendría un «topo» dentro de Hacienda.

Sin embargo, este informe fue rechazado por la Agencia Tributaria, que hasta ese momento no había analizado un solo documento contable que disponía desde meses antes, tras el registro en las empresas del magnate nocturno.

Esta perito ha realizado este informe a petición del empresario Bruno da Silva, uno de los testigos que denunciaron la trama que llevaría a la prisión, entre otras pruebas, al poderoso empresario nocturno. El informe que ha realizado esta experta señala que la cantidad exacta del presunto fraude no lo puede determinar, dado que no ha podido analizar la documentación completa. Sin embargo, respalda el trabajo que realizaron los especialistas del Grupo de Blanqueo de dinero de la Policía Nacional.

El empresario Da Silva tiene la intención de entregar dicho peritaje al juzgado, para que se reabra de nuevo la causa por presunto delito fiscal cometido por Cursach. Cabe recordar que el juez, en su momento, archivó dicha causa como consecuencia del informe que realizó la Agencia Tributaria, que fue muy duro con las conclusiones que alcanzó la Policía. Además, también negó Hacienda que el empresario tuviera una persona que le habría estado beneficiando dentro de la estructura tributaria, como apunta la Policía.

Cabe recordar que la filtración de dicho informe fue la razón principal que movió al exjuez Florit a investigar a los integrantes del Grupo de Blanqueo, que en estos momentos están suspendidos.