Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La banca no quiere financiar las promociones privadas en suelo público

El precio de los alquileres que se quieren aplicar es de unos 8 euros el metro cuadrado y se empezará por la Part Forana

Imagen de la presidenta Francina Armengol colocando la primera piedra para viviendas del Ibavi en Santanyí.

Imagen de la presidenta Francina Armengol colocando la primera piedra para viviendas del Ibavi en Santanyí. CAIB

Una de las iniciativas ‘estrella’ del Govern para sacar al mercado vivienda con alquileres asequibles es la de ceder suelo público para que sean promotores privados los que se ocupen de levantar esos edificios a cambio de poder explotarlos durante años. Sin embargo, desde estas empresas se asegura que el obstáculo que se están encontrando a la hora de plantearse su participación en esta iniciativa es que la banca es muy reticente a financiarla. Fuentes de la conselleria de Vivienda se muestran convencidos de que finalmente podrán sacar estos proyectos adelante, pero reconocen que la actitud que están adoptando las entidades financieras no lo pone fácil.

En muy pocos días el citado departamento autonómico va a dar el primer paso para poner en marcha estas actuaciones, solicitando por escrito a los promotores que presenten por escrito sus propuestas para poder en marcha los proyectos, aunque ya se han mantenido contactos entre ambas partes, a través del Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi), y se conocen algunas de las intenciones del Ejecutivo balear.

Para empezar, el primer proyecto que se quiere poner en marcha de estas características estará en la Part Forana por existir mayor disponibilidad de suelo público. Entre los municipios que se barajan están Vilafranca, Alcúdia, sa Pobla y Campos.

La segunda pretensión es que los alquileres que los promotores, que explotarán estas viviendas durante una serie de años antes de tener que entregarlas al Govern (se baraja un plazo de 30), podrán cobrar unos alquileres que se muevan en torno a los 8 euros por metro cuadrado. Es decir, unos 400 para un piso de 50 metros y una habitación, o unos 640 euros para 80 metros y tres habitaciones, por poner algunos ejemplos. Se trataría de rentas que serían más altas que las que aplica el Ibavi en los inmuebles que ya son de su propiedad, pero quedarían por debajo de los de mercado, con las clases medias residentes en las islas como principales destinatarios.

La tercera es que para hacer más rentable esta iniciativa, las adjudicaciones de suelo se harán por ‘paquetes’ para que en cada una pueda incluirse la edificación y explotación de al menos 40 o 50 viviendas, aunque para ello haya que agrupar más de un solar.

En este aspecto, desde la Conselleria se subraya que se trata de una experiencia sin precedentes en España, de ahí que se quiera empezar de momento con una promoción en un municipio para comprobar si su desarrollo es el adecuado o son necesarios algunos cambios en esas reglas de juego.

Es en este contexto cuando se anuncia que este mes se iniciarán los trámites exponiendo las características generales de esta iniciativa, para que las empresas promotoras presenten sus sugerencias con el fin de que su participación en los concursos para la adjudicación de los terrenos que se quieren desarrollar les resulte más atractiva.

Inicialmente, tres serán los baremos que se ven a tener en cuenta para ceder la construcción y explotación en alquiler de estas nuevas viviendas en suelo público: el precio de alquiler que se quiere cobrar, el tiempo de explotación de las viviendas y las calidades de los materiales. Es decir, si ese alquiler es más bajo de lo previsto, se podría alargar el tiempo en el que el promotor podrá cobrarlo antes de ceder el inmueble a la Comunitat Autònoma, por poner un ejemplo.

El problema de la financiación

Pero desde el sector promotor ya se advierte de un serio problema para desarrollar estas viviendas. Aunque se reconoce que hay empresas interesadas en participar en esta iniciativa, se asegura que éstas se están encontrando con el obstáculo de no encontrar quién las conceda los créditos necesarios, ante las reticencias de las entidades financieras a conceder préstamos para unos inmuebles destinados a unas clases medias que, especialmente por la crisis generada por el coronavirus, pueden tener problemas para pagar esas rentas. En este aspecto, desde el sector promotor se asegura que la banca solo parece dispuesta a financiar unas pocas de esas promociones por una cuestión de imagen institucional, pero muy limitadas. Es ahí donde fuentes del Govern admiten que estas entidades están cerrando el grifo de la financiación demasiado pronto y para demasiadas iniciativas empresariales.

Hay que tener en cuenta que estos pisos se van a destinar a personas que estén en las listas del IBAVI como demandantes de una residencia pública, lo que supone que deben de cumplir unos requisitos respecto a que su situación económica debe de moverse en niveles medio-bajos, lo que se señala como un aspecto que explica las suspicacias de los bancos a la hora de participar.

Sin embargo, los promotores inmobiliarios añaden que éste no es el único punto débil en el proyecto del Govern. Y señalan que un producto que solo va a poder explotarse mediante los alquileres pierde atractivo, de ahí que propongan que una parte de los pisos que se levanten se puedan poner también a la venta, con precios asequibles y con un límite máximo pactado con el Ejecutivo autonómico al haber contado con suelo gratuito.

No se oculta tampoco que la mayor demanda de vivienda se centra en Palma y Calvià, municipios que no aparecen en la lista inicial para impulsar estos proyectos, lo que hace también que pierdan atractivo.

LAS CLAVES

Alquileres previstos

Unos 8 euros por metro cuadrado

Los alquileres que se dejarán cobrar a los promotores van dirigidos a clases medias y medias-bajas.


Municipios

Las primeras promociones en la Part Forana

Los municipios que se barajan para las primeras promociones son Vilafranca, sa Pobla, Alcúdia y Campos. Palma queda fuera.


Financiación

Reticencias de la banca

Promotores y Govern admiten reticencias de la banca para conceder financiación.

Compartir el artículo

stats