El Servei de Salut se negó el pasado viernes a facilitar a este diario el número de sus altos directivos que se han contagiado con la covid-19 durante la gestión directa de esta pandemia, precisamente el motivo que alegaron para justificar que algunos de ellos se vacunaran en primer lugar, junto a los sanitarios más expuestos a la infección.

«Son datos personales que habría que pedir permiso para dar. Y no tienen por qué decirlo», alegaron desde IB-Salut.

Y cuando se les cuestionó que tan solo se les estaba pidiendo una cifra, sin ningún dato más que permitiese su identificación, exactamente como los que facilitan cada día de sanitarios con la infección activa y en vigilancia, respondieron que en esas cifras también estarían incluidos los directivos afectados. «No vamos a dar cifras de cargos directivos», zanjaron la cuestión.

Quizá tenga más éxito en esta solicitud de información Més per Mallorca, socio del Govern, cuyo portavoz adjunto en el Parlament, Josep Ferrà, pidió este fin de semana a través de un tuit saber qué «altos cargos se han vacunado» considerando que se trata de un asunto que «preocupa» a todos los partidos del Pacte. «Qué altos cargos del Govern es una pregunta sincera porque si hay algún conseller que lo ha hecho se deberá actuar», advirtió el portavoz adjunto de la formación econacionalista.