Más de ochocientos vehículos y casi un millar de personas a pie han secundado hoy la protesta contra las restricciones impuestas al sector de la restauración para hacer frente a la pandemia. Parte de los manifestantes han marchado a pie pese a que la Delegación de Gobierno prohibió expresamente que los manifestantes salieran de los vehículos. La marcha ha terminado con una protesta frente a Cort y la detención de uno de los manifestantes.

Minutos antes de comenzar la marcha, que ha partido desde el Parc de la Mar hacia las once de la mañana pese al mal tiempo que se ha registrado, decenas de manifestantes, saltándose la orden de la Delegación de Gobierno, invadieron la calzada y animaron a otros a salir de sus vehículos para unirse a ellos. Pese a los requerimientos de los agentes policiales para impedir que avanzaran, se negaron a abandonar la calzada. 

Un millar de manifestantes se dirigen hacia Cort tras protestar frente al Parlament M. Mielniezuk

'Armengol dimisión'

'Basta ya, queremos trabajar', han gritado un centenar de manifestantes a pie tras una pancarta de La Resistencia balear, plataforma que ha organizado la protesta. También ha podido oírse entre los manifestantes 'Armengol dimisión' mientras los policías han intentado impedir la marcha. El fuente viento y la lluvia han empezado a dispersar a las decenas de manifestantes que se concentraban en el Parc de la Mar mientras los primeros coches han comenzado a salir en dirección a avenidas. Durante el recorrido han caído cuatro palmeras en el Paseo Sagrera donde se desarrollaba la protesta aunque no se han producido daños personales. 

Cientos de coches han recorrido las avenidas provocando retenciones en momentos puntuales de la marcha y al llegar a la altura del Consolat no se han detenido. La marcha ha proseguido hacia el Parlament haciendo sonar el claxon con el fin de visibilizar su protesta. Un amplio despliegue policial acordonó la zona para evitar altercados y que los manifestantes accedieran a la sede autonómica. Posteriormente, se han dirigido a la plaza de Cort donde tres jóvenes que portaban una pancarta se han quitado la mascarilla mientras han proferido gritos contra el Govern. Uno de los líderes de la marcha ha sido Ángel Galeote, también promotor de la protesta motorizada.

Durante esta concentración en la plaza del ayuntamiento uno de los promotores de la marcha, Víctor Sánchez, ha agradecido a los conductores su participación en la protesta.

Hay que recordar que la Delegación del Gobierno hizo ayer responsable a Víctor Sánchez y los otros promotores de posibles incumplimientos derivados de la situación de pandemia.

20

Protesta contra el cierre de la restauración en Mallorca

Un manifestante reducido y detenido

En la plaza de Cort, los manifestantes han encontrado a su llegada a una veintena de policías locales y nacionales custodiando el edificio, formando un muro. La protesta ha continuado y un manifestante ha llegado a lanzar un huevo contra los policías.

En un momento dado, uno de los participantes ha comenzado a increpar al convocante de la concentración motorizada, Ángel Galeote, porque éste deseaba marcharse. Al parecer, los agentes han intervenido para separarlos y se han llevado aparte al manifestante, detrás de un furgón policial, mientras que Galeote ha sido conducido a unos metros de distancia.

Entonces, un tercer manifestante se ha abalanzado corriendo en esa dirección, y unos agentes le han interceptado y reducido, mientras el resto formaba un muro para evitar que nadie pasara. Posteriormente se lo han llevado detenido por resistencia y desobediencia y atentado a la autoridad.

Según la Policía, el hombre ha desobedecido a los agentes, se ha encarado y ha hecho amago de lanzarles un objeto. Se trata de una persona que ya tuvo una participación muy activa en la manifestación del pasado 12 de enero.

Identifican a los manifestantes que no querían irse

Posteriormente han ido partiendo asistentes, hasta que ha quedado alrededor de una quincena que insistía en no abandonar el lugar. Tras unos minutos la Policía ha comenzado a identificarlos.

Momentos antes, Galeote había explicado, en declaraciones a los medios, que aunque la protesta a pie no estaba autorizada, al ver "tanta gente" había decidido "junto a la Policía" acompañarles para "llevarlos por el camino y dirigirlos un poco". En este sentido, ha negado que él los haya "instigado", sino que se ha limitado a "dirigirlos para que todo saliese bien".

El convocante de la protesta también ha dicho no tener "miedo" de posibles sanciones, asegurando que si le vuelven a multar pagarán la sanción "entre todos".