El servicio de epidemiología ha notificado hoy 691 nuevos contagios, una cifra muy alta en la que, de nuevo, la isla de Eivissa ha tenido un papel preponderante con 366 de las nuevas infecciones. Mallorca sigue con vaivenes y en la isla se han declarado 279 nuevos positivos, 66 más que ayer.

También se han comunicado hoy 5 nuevas defunciones que sitúan el total de fallecimientos atribuibles a la covid-19 en 544.

La presión que está ejerciendo esta pandemia sobre los hospitales se ha moderado hoy un poco al registrarse cinco pacientes menos en UCI y 7 en hospitalización. Así, un total de 123 personas están ingresadas en unidades de críticos y 444 hospitalizados en planta. Se trata de una rebaja modesta teniendo en cuenta que en estos momentos hay un total de 567 personas atendidas por covid tanto en centros sanitarios públicos como privados. Otros 10.295 baleares estarían pasando el contagio en sus domicilios bajo control de sus centros de salud, según los datos facilitados por el Govern.

La situación en las residencias de ancianos cuando una parte de este colectivo ya ha recibido la segunda dosis de la vacuna contra la enfermedad pandémica era hoy la siguiente: 93 ancianos con la infección activa de los que 85 requerían hospitalización. En un ámbito en el que hay que lamentar 243 fallecimientos, otros 97 trabajadores sociosanitarios que atienden las residencias guardaban en sus domicilios la preceptiva cuarentena por contagio o contacto estrecho.

Por ultimo, en relación a la afectación del personal sanitario, hoy había un total de 571 profesionales impedidos para realizar sus tareas asistenciales bien por haberse infectado (305) o por sospecha de estarlo (266).