Vecinos sin trabajo y jubilados con bajas pensiones de la Soledat y Son Gotleu han acudido hoy al bar Scotties de Reyes Católicos de Palma para conseguir macarrones boloñesa, ensaimada y chocolate caliente gratuitos gracias a una iniciativa solidaria promovida por José Moreno y Elaine Hunter, los dueños de este establecimiento, con el apoyo de residentes y colaboradores. En un principio estaban reservadas cien raciones pero dada la gran acogida que ha tenido la propuesta se han repartido diez más y ya están pensando en repetir dentro de quince días.

Moreno ha tenido que cerrar su negocio por la covid y solo puede servir menús para llevar. Está sufriendo en primera persona la crisis económica derivada de esta pandemia así que no dudó cuando sus clientes y proveedores le propusieron donar comida a los más necesitados de su barrio. Con el lema “Todo el mundo tiene derecho a comer”, se ha lanzado a aliviar las carencias de sus vecinos.