Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos asesores del Govern, partidarios de aumentar las restricciones

Mientras Javier Arranz se muestra a favor de adelantar el toque de queda a las 8, el virólogo Jordi Reina defiende un nuevo confinamiento

Javier Arranz y Jordi Reina

Javier Arranz y Jordi Reina

Dos asesores del Govern, el médico de familia Javier Arranz y el virólogo Jordi Reina, se han mostrado partidarios de aumentar las restricciones en Balears para frenar la expansión vírica.

Así, mientras el portavoz del comité de enfermedades infecciosas abogó por adelantar el toque de queda dos horas, a las ocho de la noche, el jefe de virología de Son Espases se mostró partidario de un nuevo confinamiento masivo de entre dos o tres semanas de duración «que deje respirar al sistema sanitario».

Arranz se declaró favorable a adelantar el toque de queda, medida que será abordada por todas las CC AA en el Consejo Interterritorial de Salud que se celebrará hoy, porque «la limitación de movilidad es importante para disminuir aglomeraciones, que la gente se reúna lleva a más contagios».

«Hemos visto que los toques de queda han mejorado la situación: por ejemplo en el caso de Eivissa, que tuvo un toque de queda más ampliado en las fiestas, pensamos que ha sido un factor a tener en cuenta para que ahora tenga más casos, más incidencia», explicó.

El especialista se mostró a favor de medidas parciales, como ese adelanto del toque de queda, «antes de pensar en medidas más duras, como cerrar por ejemplo toda la actividad no esencial».

«Adelantar el toque de queda, como ya hicimos 2 horas, puede ser una herramienta adecuada y que dé cierta respuesta a la situación que tenemos en este momento», aseguró. Arranz consideró que adelantarlo «manda un mensaje importante a la población». «Hasta ahora se ha recomendado y sería decir que hay que estar en casa y supone ser conscientes de que la situación es complicada y de que todos tenemos que hacer lo mismo», apuntó.

Por su parte, Jordi Reina se mostró partidario de «un confinamiento masivo de la población en Balears de dos o tres semanas que deje respirar al sistema sanitario», aseguró que las restricciones actuales en las islas por la incidencia del coronavirus «no son suficientes», advirtió de que la situación actual en los hospitales es «dramática y complicada» y alertó contra los «efectos expansivos» en los contagios de la cepa británica de la covid-19.

«La situación del sistema sanitario en estos momentos no es de colapso, pero sí drámática», estimó Reina. «Pero esta situación y pese a los planes de contingencia de los hospitales no se puede alargar más de dos o tres semanas, porque con el ritmo actual de hospitalizaciones llegará un momento que falten camas para atender a los enfermos», alertó.

«Esconderse del virus»

«Necesitamos una colaboración extraordinaria de la población. Es necesario esconderse de un virus que ahora campa por todas partes. Y debemos hacerlo encerrándonos en casa, apartándonos de las relaciones sociales», aconsejó el especialista.

«La prueba de que las restricciones no son suficientes es que no ha mejorado la situación», concluyó.

Compartir el artículo

stats