Las Fuerzas de Seguridad de Mallorca buscan desde ayer por la noche a cuatro adolescentes con covid que se fugaron de un centro de acogida de Santa Maria aprovechando que habían dejado sus ventanas abiertas para ventilar las habitaciones. La Policía y Guardia Civil han dado máxima prioridad a la localización de los adolescentes, al parecer todos españoles, ante el riesgo de contagio que representan.

La fuga fue descubierta ayer sobre las ocho y media de la noche. Los cuatro chicos residen en un centro de acogida de menores de Santa María, y han dado positivo en los test para detectar la covid a los que habían sido sometidos. Por ello debían permanecer aislados en sus habitaciones, y habían dejado las ventanas abiertas para ventilar las estancias. Los jóvenes aprovecharon esta circunstancia para fugarse.

Los responsables del centro dieron aviso de inmediato a la Guardia Civil, que a su vez alertó a la Policía Nacional, ante la posibilidad de que los fugados se hubieran desplazado a Palma. Las patrullas de servicio tienen indicaciones de dar máxima prioridad a la localización de los chicos para evitar que transmitan el virus.