Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El coronavirus genera fuertes caídas en la inversión para nuevas obras en Mallorca

Los trabajos para nuevas viviendas bajan un 3%

Los arquitectos de las islas destacan la escasa edificación de nuevas viviendas.

Los arquitectos de las islas destacan la escasa edificación de nuevas viviendas.

El coronavirus también ha frenado los proyectos que se ponen en marcha para la ejecución de obras en Mallorca, de forma especialmente intensa en el caso de las reformas turísticas pero también a la hora de poner en construcción nuevas viviendas, agravando así la escasez que se registra en la isla de residencias a precio asequible, según se puso ayer de relieve desde el Colegio Oficial de Arquitectos de las islas. Con un dato adicional a tener en cuenta: el descenso en número de obras es apreciable, pero es mucho más intenso en la inversión que se destina a ellas.

En el caso de Mallorca, los proyectos para nuevas obras contabilizados durante el pasado año alcanzaron los 4.092, lo que supone un 6% menos que en el ejercicio anterior (una bajada similar a la del conjunto de Balears, donde Eivissa es la única isla con un ligero crecimiento del 1% y Menorca se desploma un 12%), con descensos especialmente acentuados en el segundo y tercer trimestre.

Este recorte en los proyectos de Mallorca durante 2020 es muy notable en el caso de los destinados a la modernización de instalaciones turísticas, con 104 obras y una reducción del 27% (hay que recordar que son muchos los hoteles que ya habían realizado sus reformas en ejercicios anteriores y que el sector está muy golpeado por la covid-19), y aquellos relacionados con la sanidad, la docencia o las instalaciones deportivas, que suman 77 en total y registran una reducción del 39%.

Pero la reducción más preocupante, aunque sea más moderada, es la que se da en la vivienda, con una bajada del 3% en la cifra de proyectos, cifrados en 3.190 durante el pasado ejercicio.

Este descenso tiene importancia, según pusieron de relieve la decana del Colegio de Arquitectos, Marta Vall-llosera, y el presidente de la demarcación de Mallorca, Joan Cerdà, porque rompe las expectativas que se habían generado respecto a que pudiera reactivarse la edificación de vivienda plurifamiliar (la que suele ser más barata) en un momento en el que las dificultades para acceder a una residencia son cada vez más graves. En el conjunto de Balears, la bajada de proyectos de vivienda es de un 4%, y en el caso de la plurifamiliar esa reducción se sitúa en un 1%.

Un aspecto subrayado para calibrar la importancia de estos datos es que los últimos años se han caracterizado por ser los que han registrado el menor volumen de nuevas residencias de las últimas décadas, con un fuerte peso de los chalés y muy escaso de las plurifamiliares (estas últimas solo suponen tres de cada diez proyectos), lo que implica que las islas arrastran un déficit estructural que el coronavirus no ha hecho más que agravar.

Como se ha indicado, un punto que Vall-llosera y Cerdà subrayaron es que más intensa aún ha sido la reducción de los presupuestos y de los metros cuadrados de los proyectos tramitados durante 2020.

La inversión cae un 11%

En el caso de Mallorca, la inversión prevista en todas estas actuaciones se sitúa en los 864 millones de euros, con una reducción del 11% respecto a 2019. En el conjunto de Balears esta caída es aún más notable y alcanza el 15%.

En el caso del dinero que se destina a vivienda en la isla, el recorte es de un 5%, mientras que la dedicada a actuaciones en instalaciones turísticas se desploma un 39%.

En cuanto a la superficie de las futuras edificaciones en Mallorca, la reducción es de un 17%.

Compartir el artículo

stats