El pleno del Consell de Mallorca ha aprobado este jueves un nuevo sistema de teletrabajo con 19 votos a favor, ningún voto en contra y 11 abstenciones por parte de los grupos políticos que forman parte de la oposición.

El conseller insular de Hacienda y Función Pública, Josep Lluís Colom, ha asegurado en la cámara que se trata de un sistema “pionero” que cuenta con un “amplio apoyo sindical” y que permitirá al Consell de Mallorca adaptarse a la normativa estatal, vigente desde el pasado octubre.

En una nota, la institución mallorquina ha explicado que la implantación de esta nueva herramienta de trabajo, aprobada en el pleno, da respuesta a una reivindicación sindical y del personal del Consell de Mallorca que se ha prolongado durante una década.

La institución ha puntualizado que la propuesta de incluir un nuevo sistema de teletrajo no surge a raíz de la actual crisis sanitaria, sino de “un derecho al que podrán acceder los trabajadores de la institución insular de cara al futuro”.

Esta nueva medida entrará en vigor en un mes, independientemente de la situación epidemiológica, ha detallado el Consell de Mallorca.

Entre las novedades de este sistema de telerabajo, destaca la creación de un supervisor que establecerá los objetivos que tiene que lograr el empleado. Éste último deberá presentar un plan de trabajo semanal.

Los trabajadores deberán cumplir con la formación en línea puesta a su disposición, mientras que los supervisores recibirán formación específica, también de forma gratuita.

Además, el personal que teletrabaje lo podrá hacer desde lugares diferentes, no solo desde su casa, de acuerdo a la nueva norma.

Cualquier miembro del personal del Consell de Mallorca podrá solicitar teletrabajar, y se deberá concretar un periodo de disponibilidad mínimo de cuatro horas al día en las cuales tienen que estar localizable.

Podrá hacer teletrabajo un máximo del 50 % del personal de cada servicio, pero, en casos excepcionales, se podrá autorizar que se amplíe este porcentaje, y la vigencia del permiso será anual.

Un grupo técnico de coordinación, del que también formarán parte representantes sindicales, se reunirá de manera periódica para realizar un seguimiento de la implantación progresiva de este sistema de teletrabajo.