El pleno del Consell de Mallorca ha rechazado indemnizar con dos millones de euros a la concesionaria del peaje a la sombra de la carretera de Palma a Manacor a raíz de la bajada de un 40% del tránsito de vehículos en esta autovía durante los meses de confinamiento y estado de alarma.

Hay que recordar que la concesión por unos 40 años contemplaba que la concesionaria cobra una cantidad fija anual y otra variable en función del número de vehículos que la utilizan. Por ello, perciben una media de 13 millones anuales del Consell.

La institución insular ha rechazado por unanimidad indemnizar a la concesionaria. Según ha explicado el conseller de Infraestructuras del Consell, Iván Sevillano, ha explicado que el decreto de Estado de Alarma daba la posibilidad de que “las empresas de servicios públicas pidieran indemnizaciones, pero también otro decreto posterior desestimaba estas compensaciones en los casos de que la actividad hubiera continuado abierta, como es el caso”. 

Sevillano ha apuntado también que los informes jurídicos son claros en este sentido y no dan lugar a dudas a que “no tienen derecho a indemnización”. Estos informes indican también que le Ley de Contratos establece que “el riesgo y ventura de los contratos” corren a cargo de los concesionarios.

Hay que tener en cuenta que el canon de peaje en la sombra que abona el Consell, según el contrato, llegará a los 22 millones anuales en 2040. Todo ello permitirá alcanzar un coste total de esta carretera de 550 millones de euros en el año 2042, cuando acabe la concesión a la empresa que el Consell de Maria Antònia Munar adjudicó en 2004.