Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El TSJB respalda las limitaciones comerciales del Consell de Mallorca

El tribunal avala la moratoria que se aplicó mientras se tramitaba el plan director del sector

El Consell frenó los nuevos centros comerciales mientras tramitaba su plan sectorial.

El Consell frenó los nuevos centros comerciales mientras tramitaba su plan sectorial.

El Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) ha avalado la suspensión de licencias que el Consell de Mallorca aprobó en 2017 mientras se procedía a la tramitación definitiva del plan director de equipamientos comerciales, que se produjo año y medio después. En concreto, se ha desestimado íntegramente el recurso contencioso administrativo que por ese motivo presentó la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia.

Esta decisión, sin embargo, dista mucho de dar el visto bueno definitivo al citado plan (PECMA) sobre el que también se han presentado recursos, aunque sí implica un apoyo más a los pasos que el Consell de Mallorca dio en esta materia.

Lo que el citado tribunal ha hecho es considerar que la citada moratoria, por la que no se podían autorizar nuevas grandes superficies mientras se tramitaba con carácter definitivo el plan director, era válida al disponer la institución insular de competencias en materia de ordenación territorial.

La consellera insular de Territorio, Maria Antònia Garcías, ha puesto de relieve que la suspensión temporal de licencias que se fijó fue la forma «de asegurar la efectividad de la futura planificación, al impedir que se pudieran producir desarrollos contradictorios y garantizar así la viabilidad del nuevo plan».

Aprobación definitiva

En cualquier caso, esta decisión del TSJB no se pronuncia en relación a los recursos presentados contra la aprobación definitiva del plan sectorial, que se produjo en 2019 y que marcó duras restricciones a la apertura de nuevos centros comerciales en Mallorca, con especial relevancia en la zona de Palma y de Marratxí, al determinar en esos puntos un límite máximo de 40.000 metros cuadrados y fuertes exigencias adicionales.

Esta aprobación definitiva fue respaldada por todos los grupos políticos del Consell insular, con la única excepción de la abstención de Ciudadanos.

Compartir el artículo

stats