El Consell de Govern ha autorizado a la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes a concertar 18 plazas de vivienda supervisada para personas con diagnóstico de salud mental, en Palma, con la entidad Gira-sol.

Este concierto tendrá una validez de cuatro años, para el periodo 2021-2024, y supondrá una inversión presupuestaria de 1.837.578 euros, que se distribuirán a lo largo de estos ejercicios.

La Conselleria explicó este lunes que el servicio de vivienda supervisada para personas con diagnóstico de salud mental, necesidad de apoyo extenso y discapacidad es un «recurso residencial de carácter permanente» para personas con discapacidad por trastorno mental que necesitan apoyo de diferente intensidad.

Se organiza en viviendas ordinarias que constituyen el domicilio habitual de la persona, y ofrece apoyo asistencial, social o personal y supervisión para las actividades de la vida diaria.