Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Decretan seis años en un psiquiátrico por apuñalar a su esposa en Inca

El procesado fue considerado inimputable penalmente tras quedar acreditado que sufrió un brote psicótico cuando acuchillaba a su mujer

El procesado, ayer, durante el juicio en la Audiencia.

El procesado, ayer, durante el juicio en la Audiencia.

El juez decretó ayer el internamiento en un psiquiátrico durante seis años por apuñalar repetidamente a su esposa para tratar de acabar con su vida. La sentencia, dictada ‘in voce’, consideró acreditado que el procesado cometió los hechos bajo un brote psicótico, ya que padece esquizofrenia paranoide, y era por tanto inimputable penalmente.

La resolución judicial estableció que el encausado recibiera tratamiento psiquiátrico en Bélgica, donde reside su hermano. El internamiento en un centro fue sustituido por esta medida, acompañada por el control parental.

Además, la sentencia dictaminó que el acusado fuera sometido a diez años de libertad vigilada. Esa medida quedaría en suspenso mientras el procesado se encontrara residiendo en Bélgica, bajo la custodia de su hermano. Lo que sí se mantuvieron fue los diez años de alejamiento de la víctima a más de 500 metros y la imposibilidad de comunicarse con ella por cualquier medio durante este tiempo.

Los hechos que ayer fueron enjuiciados en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Palma ocurrieron sobre las ocho y media de la mañana del 31 de enero de 2018 en el domicilio de Inca donde el acusado, de 57 años, convivía con su esposa.

En un momento dado, según recoge el fiscal en su escrito de acusación, el procesado sacó un cuchillo de 12 centímetros y empezó a apuñalar en el pecho a su esposa. También la hirió en un costado y en el brazo izquierdo. Los gritos de la mujer alertaron a los vecinos, que derribaron la puerta y frenaron el ataque.

El fiscal ya resaltó que el acusado presentaba una total alteración de su voluntad debido a la esquizofrenia paranoide que padece y que le impedía controlar sus actos. De hecho, este brote psicótico fue recogido en la sentencia como una eximente completa.

La abogada defensora del procesado, Siana Calafat, instó a que su cliente quedara bajo la custodia de su hermano, residente en Bélgica, como así estableció la sentencia. No obstante deberá indemnizar a la víctima con 2.340 euros por las lesiones y con 13.800 euros por las secuelas.

Compartir el artículo

stats