«El hecho de que el primer ministro británico anunciará el pasado sábado unas medidas muy restrictivas por la circulación de una cepa del coronavirus más contagiosa nos debería hacer recapacitar e, incluso antes de saber si esta variante circula por aquí [por España], se deberían adoptar más restricciones. ¿Por qué? Porque estamos con una incidencia creciente de casos y en un periodo de mayor movilidad y relaciones sociales. Por eso el Consejo Interterritorial de Salud que se celebra mañana [por hoy] debería adoptar lo que en términos de salud pública se denomina el principio de precaución y adoptar más restricciones para evitar un aumento exponencial de casos que desborde nuestro sistema sanitario, para evitar una tercera oleada de consecuencias incalculables».

Quien sostiene esta idea es José Martínez Olmos, profesor de Medicina Preventiva de la Escuela Andaluza de Salud Pública que pone el énfasis en que según las informaciones que llegan del Reino Unido la nueva cepa habría provocado el 60% de los contagios de la última semana y que su capacidad infecciosa sería un 70% superior a la habitual aunque, afortunadamente, su virulencia no sería mayor.

«Las autoridades sanitarias europeas ya han recomendado disminuir tanto la movilidad como la actividad económica al tiempo que aconsejan que se investigue de manera tanto retrospectiva como hacia adelante si los casos pasados o los nuevos han estado provocados por la nueva variante», prosiguió el profesor Martínez Olmos, que reiteró que es partidario de adoptar más restricciones por precaución incluso antes de saber el resultado de las citadas investigaciones.

Sin llegar a la contundencia del jefe de Microbiología de Son Espases, el profesor reveló que es previsible que esta variante esté circulando desde el pasado mes de septiembre, un periodo en el que recordó que la movilidad no estaba tan restringida, por lo que estimó que todo apunta que ya esté en nuestro país. «Ayer mismo ya anunciaron la aparición de casos vinculados en Gibraltar», recordó el experto que recomendó a continuación buscar esta variante con más insistencia en Balears, Canarias, Costa del Sol, Comunidad Valenciana y el Campo de Gibraltar, las regiones de España con mayor presencia y contacto con la población británica.

Martínez Olmos defendió que esta cepa circulara desde septiembre pese a que no ha sido hasta ahora cuando se le atribuyera esa mayor contagiosidad recordando que el nuevo coronavirus ya habría experimentado cerca de 12.700 mutaciones desde su aparición original en la provincia china de Wuhan. «Es un virus y como tal necesita estar adaptándose continuamente para sobrevivir».

Otro de los argumentos que esgrimió este especialista para extremar las restricciones con el objeto de limitar la expansión de esta cepa más contagiosa es que asimismo podría distorsionar la evaluación de la vacunación que empezará el próximo domingo.

«Las vacunas pueden producir fiebre y otros efectos que se han de evaluar más aún con las nuevas como ésta. Y si esta cepa tan contagiosa está circulando puede infectar a las personas que ya se ha puesto la primera dosis y todavía no han alcanzado la inmunidad distorsionando la evaluación», alertó el profesor Martínez.

Sobre la efectividad de las vacunas aprobadas frente a esta nueva variante vírica, el experto explicó que, al parecer, la alteración del RNA del virus de esta mutación todavía es «reconocible» para lo que la vacuna está buscando, concluyó.

Impedir subir al avión

Por otra parte, personal de las compañías aéreas británicas impidieron ayer subir al avión a turistas de esta nacionalidad que pretendían viajar a Mallorca, debido a las restricciones de viajeros que ha impuesto el gobierno español por la mutación del coronavirus. Los tres aviones que aterrizaron ayer en Son Sant Joan procedentes de Londres tan solo transportaban unos cien pasajeros por esta causa.

Expertos aclaran las dudas sobre nueva cepa del coronvirus en Reino Unido Vídeo: Agencia ATLAS | Foto: Shutterstock