El temor a una tercera ola del coronavirus en Mallorca a partir de enero ha empujado al Govern a tomar medidas contundentes, que afectan de lleno a la celebración de la Navidad en la isla.

Así, se ha elevado al máximo el nivel de alerta en la isla frente al virus, (nivel 4) aunque se han endurecido aún más algunas de las restricciones previstas para esta fase.

Reuniones familiares

Las típicas comidas y cenas propias de las fechas navideñas quedan restringidas a seis personas, con un máximo de dos núcleos de convivencia.

Bares y restaurantes

Queda prohibido el acceso al interior de los locales. Solo se podrá consumir en las terrazas, cuyo aforo será del 75%. El cierre está fijado a las diez de la noche, excepto los viernes, sábados y vísperas de festivos que deberán bajar la persiana a las 18:00 horas.

Movilidad

Toque de queda entre las 22:00 y las 06:00 horas.

Ceremonias y cultos

Se recomienda aplazarlos. En caso de celebrarse, un máximo de 15 personas en el interior y un 30% de aforo en los lugares de culto.

Tabaco

Prohibido fumar en terrazas, calles y en espacios públicos con menos de 2 metros de distancia.

Comercios

Se mantendrá el aforo del 50% para el pequeño comercio y se cerrará a las 22:00 horas. Las grandes superficies deberán reducir su aforo hasta el 30% para evitar las aglomeraciones.

Deportes

En los gimnasios aforo del 30%, con un máximo de 6 personas en actividades dirigidas. Al aire libre, se permitirán grupos de hasta 6 personas.

Espectáculos

El aforo de los cines será del 45% y el de teatros y auditorios del 50%.

Residencias

 Visitas, una persona al día durante una hora. Salidas con carácter terapéutico acompañadas con personal del centro.

Playas y parques

Abiertos de 7 a 21 horas.