Aunque parezca mentira hasta hace dos años y medio para volar entre Balears y Canarias había que pasar por la península. Los dos archipiélagos estaban aislados en pleno siglo XXI, y a pesar del interés social que había para viajar entre las dos comunidades. Binter empezó a unir a las dos regiones en mayo de 2018. Estos días, con la conectividad aérea herida de muerte por la pandemia, dos compañías más se unen a la aerolínea canaria: Ryanair e Iberia Exprés.

Ese aislamiento histórico lo vino a romper Binter al percatarse de la demanda latente que había entre Balears y Canarias: gran movilidad de trabajadores, muchos ejecutivos, sobre todo por la especialización turística de ambos archipiélagos con hoteleras y otras empresas del sector que operan a la vez en los dos territorios, y una interesante vía que se abría para que los isleños empezaran a hacer turismo entre las dos comunidades.

Interés en el destino

Cuando la demanda aérea vive uno de sus peores momentos, sino el más dramático, por las restricciones entre países por la pandemia, el miedo a volar por temor a los contagios y las cuarentenas, qué mejor que apostar por una ruta doméstica. Conlleva menos riesgo que los vuelos de largo radio o entre las capitales europeas y Ryanair e Iberia lanzan sus ofertas al calor de esta Navidad extraña. No se recomienda viajar, pero una escapada a las comunidades con mejor situación epidemiológica en todo el país, ¿por qué no?.

«Se han triplicado las plazas y se está moviendo un poco el destino Canarias», afirma Xisco Mulet, presidente de la Agrupación Empresarial de Agencias de Viajes de Balears (Aviba). Además de para el puente de la Constitución, para fechas posteriores y las vacaciones de Navidad. Mulet reconoce que es «llamativa» la entrada de Ryanair e Iberia en la ruta entre los dos archipiélagos.

Pasar la Navidad

Hasta ahora había unas 500 plazas aéreas semanales solo con Binter y con la dos nuevas compañías que cubren el trayecto «se va a triplicar», añade el presente de Aviba. Al coincidir su lanzamiento con la temporada alta en Canarias, Mulet presupone que las aerolíneas prevén que «va a funcionar». No es un lanzamiento arriesgado, más en esta época que «la gente compra los billetes a última hora; se están basando en su instinto», observa Mulet.

A las rutas que ofrece Binter se unen los nuevos lanzamientos de sus competidoras Ryanair e Iberia enfocadas en la Navidad.

Ryanair ofrece los precios más bajos, con dos vuelos semanales Palma-Gran Canaria, a partir del 18 de diciembre. Iberia cuenta con dos frecuencias a Gran Canaria y Tenerife (lunes y jueves), desde 41 euros por trayecto comprando ida y vuelta. Del 19 de diciembre al 9 de enero volará los lunes y sábados.