La conselleria de Salud informó ayer que Balears registró 144 nuevos casos de covid-19 en las últimas 24 horas, cuando no se han producido nuevos fallecimientos y el número de hospitalizados se sitúa en 202 personas. 

El archipiélago ha logrado que la cifra de pacientes ingresados en los hospitales sea la más baja en los últimos 36 días, como recogió ayer en su cuenta de Twitter el profesor y matemático Daniel Ruiz, que desde hace semanas ofrece un análisis diario de los datos de la pandemia en las islas y su evolución.  

El Govern en su balance diario de la pandemia, informó ayer de que había 157 enfermos, seis menos que el sábado, ingresados en planta en los distintos centros sanitarios y los atendidos en cuidados intensivos eran 45 (dos más que el día anterior). 

La tasa de positividad de las 2.742 pruebas diagnósticas llevadas a cabo en la última jornada se sitúa en el 5,25%, muy similar al 5,39% del sábado (el valor más alto en 18 días). Cabe recordar que la OMS considera que es necesario que menos del 5% de las pruebas realizadas den positivo para considerar que la pandemia está bajo control en algún territorio.  

Aunque ayer no se informaron de nuevos fallecimientos por covid-19 en las islas, el índice de mortalidad de los últimos 14 días (muertos por millón de habitantes) sigue una «tendencia preocupante» según lo indicadores fijados por el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades. 

Desde el inicio de la pandemia, en las islas han fallecido con el coronavirus, según los datos oficiales, un total de 426 personas. 

  Según recoge el exhaustivo análisis de Daniel Ruiz, la incidencia acumulada en los últimos 14 días se incrementa en Mallorca y Menorca y desciende en Eivissa (Formentera sigue con cero casos detectados). Balears alcanza una incidencia acumulada de 196 casos cada 100.000 habitantes, el valor más alto de los últimos 15 días.

 Mallorca, con una incidencia acumulada de 220 casos se mantiene por encima del promedio balear. En la isla preocupa especialmente la situación de sa Pobla (donde ayer empezaron los cribajes masivos), Sóller, Fornalutx y Deià. También inquieta a las autoridades sanitarias que el puente de La Constitución se traduzca en un aumento de contagios. 

La incidencia acumulada en los últimos siete días por 100.000 habitantes sin embargo baja en Mallorca (113 casos) y en el conjunto de las islas (101 casos). 

Según los umbrales fijados por Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades fijándose en la incidencia acumulada en 14 días y tasa de positividad media de los últimos 14 días, Balears continúa «en riesgo alto», a niveles de hace 15 días.