La hostelería ha sido durante este año uno de los sectores más afectados por las restricciones derivadas de la pandemia. Sin embargo, pese a que augura que los primeros meses de 2021 hasta llegar a la próxima temporada turística serán “difíciles y duros” encara el año que viene con “ánimo”. Al mismo tiempo reclama más atención de la administración para afrontar y resolver los problemas a los que se enfrenta el sector. Estas son algunas de las principales conclusiones a las que llegaron Eugenia Cusí, presidenta de restauración de PIME y Alfonso Robledo, presidente de restauración de CAEB, representantes del sector que participaron el pasado miércoles en el encuentro digital sobre bares y restauración organizado por Diario de Mallorca y CaixaBank. Por su parte, el director de negocios de CaixaBank en Balears, Karim Ben Lachhab, resaltó el éxito que están teniendo las ayudas financieras para inyectar liquidez al sector y lanzó un mensaje de “ánimo” convencido de que “superará los problemas” al tiempo que recordó el destacado papel de CaixaBank para apoyar al tejido empresarial balear. 

El debate digital, moderado por el responsable de eventos de Diario de Mallorca Arturo Ramos sirvió para repasar el presente y el futuro del sector. 

Respecto al presente, la cita se centró, entre otros puntos, en la relación actual que mantiene con la Administración y la necesidad de recibir ayudas para sobrevivir a la crisis, las líneas de financiación a las que tienen acceso las empresas, los ERTE que afectan a la mayor parte de los trabajadores, cómo hacer frente a las fiestas navideñas y la capacidad de adaptación a los cambios continuos que exige la evolución de la crisis sanitaria. 

En relación al futuro, los representantes del sector destacaron la necesidad de desarrollar el denominado Plan Estratégico para la restauración en Balears con el fin de “dignificar” al sector. 

Video del foro digital sobre bares y restauración que organizó Diario de Mallorca con el patrocinio de CaixaBank. DM

El sector en cifras

La presidenta de restauración de PIME, Eugenia Cusí, directora general del grupo Tast, explicó que el sector se encuentra “invisibilizado” pese a la importancia que tiene en el conjunto de la economía balear como destino turístico. Para demostrarlo ofreció cifras que confirman que Balears es la comunidad con más bares por habitante. Así, mientras a nivel nacional hay un bar por cada 170 habitantes en las islas se sitúa en 91 lo que duplica casi la media del país. Además, recordó que mientras en el momento álgido de la pandemia solo el 40% de los hoteles estaban abiertos, en cambio el 85% de los bares permanecían activos. Desde el pasado mes de julio ha desaparecido una tercera parte del tejido empresarial de bares y restaurantes con una bajada de ingresos del más del 70%. Cusí señaló que las zonas turísticas acumulan el mayor porcentaje de cierres porque sus clientes son mayoritariamente visitantes. “Si nos cierran el grifo de los turistas deberíamos plantearnos redimensionar el sector a una tercera parte”, precisó. 

Eugenia Cusí, presidenta de restauración de PIME.

La relación con la Administración

El sector reclama más colaboración práctica con la Administración pública y considera que la pandemia ha catalizado la necesidad de que esa relación sea más “fluida”. El presidente de restauración de CAEB, Alfonso Robledo, propietario del restaurante Ses Coves de Génova en Palma, lamentó el nulo contacto que mantiene la conselleria de Salut con el sector lo que supone “una oportunidad perdida para implantar medidas positivas para el sector”. Y puso un ejemplo: “Si nos hubieran dejado cerrar a las once de la noche en lugar de las diez nos hubiera ayudado y por esa hora de diferencia no se producen más contagios”.

La necesidad de ayudas reales

A la reducción de ingresos se suma el elevado porcentaje de los trabajadores del sector que se encuentran afectados por un ERTE y todavía no han cobrado las ayudas, tal como denunciaron durante el debate digital. Los representantes de PIME y CAEB definieron la situación de “caótica”. “Las pequeñas empresas pagamos la ineficiencia de la Administración pública”, afirmó Eugenia Cusí. “Necesitamos ayudas reales para llegar a la próxima temporada porque Balears es la comunidad que más está sufriendo los efectos negativos de esta pandemia”, precisó Alfonso Robledo. Recordó que “muchas pequeñas empresas estamos pagando el cien por cien de la Seguridad Social a los empleados afectados por ERTE y resulta inviable”.

Alfonso Robledo, presidente de restauración de CAEB.

Ambos reconocieron que si se alarga la pandemia en el tiempo, serán necesarias otras ayudas adicionales como la bajada del IVA en un 5% o de los alquileres. Recordaron que los países europeos contemplan más apoyos al sector “para mantener viva la economía”. Robledo mencionó el caso de Francia que concede “ayudas directas de 10.000 euros al mes por negocio para evitar los cierres y en el caso de Alemania da el 70% de la facturación del año pasado”. Con el fin de convencer a la Administración balear de la relevancia del sector en la economía, ambas patronales se han unido. Calculan que en Mallorca hay 10.500 negocios de restauración con un total de 60.000 empleados. “Ante una Administración que no responde, las patronales nos hemos convertido en un punto de apoyo”, manifestó Eugenia Cusí. 

Las fiestas navideñas

La aplicación de restricciones en estas próximas fiestas navideñas será otra prueba de fuego para los restauradores. Desde la CAEB, Alfonso Robledo, recordó las restricciones actuales vigentes hasta el próximo 15 de diciembre, fecha en la que se revisarán dependiendo del nivel de riesgo en las islas. La barra sigue prohibida. El cierre está fijado para las 24 horas excepto en Nochebuena y Nochevieja que se retrasa hasta la una y media de la madrugada. “El aforo interior oscila entre el 30 y el 60% mientras que en la terraza es del 70%. Pedimos que en el exterior sea del 100% manteniendo la distancia de un metro y medio”, manifestó Robledo. Sin embargo, todavía quedan muchas dudas como la implantación del código QR en los establecimientos de restauración. 

El futuro de la hostelería

Pese a los obstáculos que deben sortear, los restauradores miran al futuro manteniendo su capacidad de adaptación a los cambios. “Queremos que no se estigmatice al sector porque somos parte de la solución. Hemos demostrado nuestra versatilidad, creatividad e innovación”, aseguró Cusí para añadir: “Se ha producido un abuso de los cambios normativos a golpe de decretos que cambian cada semana”. Para la representante de PIME, es básico que la próxima temporada se pueda recuperar la conectividad aérea para posicionar a Balears como destino seguro. Al mismo tiempo, reivindicó la puesta en marcha de un Plan Estratégico para la restauración en Balears con el fin de “dignificar al sector”. También consideraron que muchos de los hábitos aplicados han llegado para quedarse. Alfonso Robledo mencionó los códigos QR en las cartas, los pedidos online y las medidas de higiene, entre otros. 

Karim Ben Lachhab: «Los créditos ICO para la hostelería han sido muy bien acogidos»

El director de negocios de CaixaBank en Balears, Karim Ben Lachhab.

El director de negocios de CaixaBank en Balears, Karim Ben Lachhab, resalta la utilidad de la App Social Commerce para las pequeñas empresas.

El director de negocios de CaixaBank en Balears, Karim Ben Lachhab, calificó a la restauración como “clave para la economía balear”. En este sentido, mencionó la buena acogida que han tenido las líneas de crédito ICO, las más usadas por este sector. 

Recordó que hasta el próximo 30 de junio de 2021 la entidad financiera seguirá inyectando liquidez a las empresas y permitirá prorrogar las carencias de los préstamos ICO firmados durante la pandemia. CaixaBank apuesta por la digitalización del pequeño negocio. 

En este sentido, resaltó la creación de la App Social Commerce que permite realizar ventas online a través de las redes sociales sin necesidad de contar con una página web. Lachhab explicó que la clave del éxito se encuentra en diferenciarse a través de la especialización. Para ello, CaixaBank ha creado 68 gestores dirigidos a los autónomos de Balears y 25 gestores para las pequeñas empresas.