El colectivo que representa al sector textil de Mallorca ha dedicado una dura acusación contra el Govern, ya que afirma que el Ejecutivo prefiere adquirir la ropa sanitaria (que se utilizará para evitar los contagios del coronavirus) que se fabrica en China antes que adquirir la que se elabora en la isla.

Varias empresas de este sector local se unieron y estuvieron trabajando sin descanso durante los meses de confinamiento. En ese momento, el personal sanitario que atendía a los enfermos de coronavirus carecía de un vestuario adecuado para protegerse del virus. Era tanta la demanda internacional que era muy complicado adquirir este material sanitario. Ante esta situación, el sector textil de la isla decidió colaborar para solucionar esta situación. Las fábricas empezaron a elaborar todo tipo de material sanitario, desde batas hasta mascarillas. Y distribuyeron estas prendas de protección por los diferentes hospitales y residencias de ancianos, donde se quejaban de la falta de material sanitario. La propia presidenta del Govern agradeció el trabajo de estos empresarios locales y se comprometió a impulsar este sector.

A través de un comunicado firmado por los representantes del sector, se detalla que el Govern elaboró una convocatoria pública para la fabricación y suministro de este material sanitario. Este grupo de empresas mallorquinas se presentó a la oferta y consiguió el encargo. En los últimos siete meses las fábricas de ropa de la isla han estado trabajando para confeccionar los modelos, acorde con las indicaciones de los técnicos de IbSalut, fabricando las prendas con un material de calidad. Sin embargo, según afirma este colectivo, en estos momentos el Govern prefiere seguir comprando este material en China, a pesar de la evidente diferencia de calidad.

Los fabricantes de la isla ajustaron los precios para poder competir con el material asiático

Una representante de este sector explicó a este periódico que el Govern exigió que los fabricantes de la isla ajustaran los precios. Y a pesar de que el margen de beneficios era casi insignificante, se decidió bajar los precios, aunque el material fuera ligeramente más caro que el que vendían en China. Era algo más caro, pero de mayor calidad y por tanto más seguro. Asegura la empresaria que el responsable de compras de IbSalut ha decidido por su cuenta incumplir con el acuerdo que alcanzaron, y en estos momentos no contesta ni a las llamadas ni a los mails. Los empresarios consideran que no es lógico que el Ejecutivo decida enviar el dinero a China en lugar de invertirlo en Mallorca, cuando se ha demostrado que la isla se puede fabricar el material sanitario que se necesita en estos momentos.

Diferencia entre las prendas de Mallorca y las de China.

Diferencia entre las prendas de Mallorca y las de China.