La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha rechazado de forma clara exigir pruebas PCR para alojarse en los hoteles de Balears. La presidenta ha mantenido hoy en el Parlament que su objetivo es realizarlas en los puertos y aeropuertos para los visitantes de otras comunidades, ya que los viajeros internacionales ya deben llevar una PCR negativa de origen.

Josep Castells, diputado de Més per Menorca, ha presentado una propuesta para que, vista la falta de respuesta del Gobierno central para aplicar las PCR a toda persona que entre en las islas vía puertos y aeropuertos, el Govern ejerza sus competencias y las ordene en los hoteles. “A no ser que el sector turístico les haya dicho que no lo hagan”, ha apuntado con ironía el parlamentario menorquín.

La presidenta Armengol le ha contestado que el Govern “no renuncia a ejercer sus competencias, lo que ocurre es que estamos hablando con el Gobierno, ya que creemos que lo correcto es en puertos y aeropuertos”. La jefa del Ejecutivo argumenta que “tenemos mucha movilidad con la Peninsula que no va a los hoteles y la mayoría de clientes de estos establecimientos son viajeros internacionales que ya llevan la PCR de origen”. Castells le ha recordado que esta medida “daría muchas más garantías al sector turístico”.

Por otra parte, el presidente del PP, Biel Company, ha recriminado a la presidenta Armengol que el PSOE no haya presentado ninguna enmienda a los Presupuestos Generales del Estado (PGE). “Si su partido renuncia a presentar enmiendas ello quiere decir que se conforma con unos presupuestos que usted misma ha admitido que son insuficientes. Llama la atención que en los presupuestos de Mariano Rajoy el PSOE presentara enmiendas por valor de 630 millones para Balears y ahora ni una”, le ha espetado Company. Armengol le ha contestado que se trata de unos presupuestos “que son buenos para las islas, ya que la inversión territorializada aumenta 370 millones de euros”.