Balears reclamó ayer, junto a Cataluña y Comunidad Valenciana, en el XXII Fòrum de la Joventut, que las políticas de juventud sean hechas conjuntamente con los jóvenes y que tengan una mayor «transversalidad», implicando a todos los departamentos de los gobiernos e instituciones.