Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En contra

Jordi Pereyra: "Cuanto antes me dejen, antes me vacunaré, por mí y por otros"

Jordi Pereyra (Eivissa, 1990) es un graduado en Ingeniería Mecánica por la Politécnica de Cataluña que se ha convertido en divulgador de éxito a través de su blog ‘Ciencia de sofá’ que abrió con 22 años, o en libros como ‘Respuestas sorprendentes a preguntas cotidianas’

Jordi Pereyra: «Cuanto antes me dejen, antes me vacunaré, por mí y por otros»

Jordi Pereyra: «Cuanto antes me dejen, antes me vacunaré, por mí y por otros»

P. Para que se haga cargo del tipo de entrevista: «¿La ciencia tiene todas las respuestas?»

R. No todas todavía, aunque las podemos tener en un futuro no lejano. La ciencia es un proceso que se construye sobre sí mismo, cada respuesta trae nuevas preguntas. 

P. ¿Se puede hervir un huevo en la cima del Everest?

R. Sí se puede, aunque el punto de ebullición del agua sea de setenta grados a esa altura, por la presión atmosférica más baja. Si lo calientas durante el tiempo suficiente, obtienes un huevo cocido comestible. Si el agua hirviera a cuarenta grados, entonces ya no.

P. Será usted el primero en la cola de vacunación.

R. Hombre, sin duda. Cuanto antes me dejen, antes me pondré la vacuna. No solo por mí, sino por ayudar a los míos, para proteger a los demás.

P. ¿No le asustan las prisas con la vacuna?

R. Hay un proceso regulador, con pasos muy concretos. Se pueden acelerar, dadas las circunstancias en que nos encontramos, pero la alternativa es que muera mucha gente, eso sí con toda seguridad. Con la vacuna, puede haber pequeños grupos que tengan un efecto adverso, probablemente leve.  

P. Eivissa se asocia mejor a la fiesta que a la ciencia.

R. Mucho más, pero la imagen predominante de fiesta y turismo no impide que contemos con una Agrupación Astronómica con 150 miembros.

P. La imagen de frivolidad es injusta.

R. No creo que pueda expresarse en términos de justo o injusto, ha surgido así. Gracias a ello tenemos nuestra calidad de vida.

P. Si hay vida en el cosmos, ¿nos enteraremos?

R. Hablaba hace poco con elInstituto Astrofísico de Canarias, y me decían que durante nuestra existencia detectaremos señales de vida en otros planetas. No un mensaje, sino oxígeno en una atmósfera. Para lo otro, o vienen y se nos ponen delante, o poco podremos descubrir.

P. ¿Le explota la cabeza al astronauta que se quita el casco?

R. No, es una trampa utilizada en películas, muy dramática pero casi peor en la realidad. El vacío absorbe el oxígeno de tus pulmones, por lo que te vas congelando progresivamente. En experimentos realizados con perros en cámaras de vacío, te orinas y defecas encima, supongo que el cine prefiere evitar esa realidad.

P. ¿Qué sabe usted que no sepan los medios de información omnipotentes?

R. Imagino que es cuestión de formato. Los medios recogen la información en términos muy burocráticos, serios y técnicos. La divulgación consiste en ofrecer algo más ameno, la clave es entretener. 

P. Por ejemplo, la mecánica cuántica es inexplicable.

R. No es totalmente intuitiva, y has de recurrir a simplificaciones que son el quid de la divulgación, donde has de explicar los conceptos de manera muy simple aunque a veces no se pueden traducir al lenguaje común. Nosotros no enseñamos a la gente a operar a corazón abierto.

P. ¿Cuál es su científico favorito?

R. Madame Curie. En mis vídeos de youtube extraigo elementos químicos, y admiro muchísimo que ella extrajera radio de toneladas de mineral. 

P. ¿Viviremos en la Luna?

R. ¿Nosotros? No lo sé, pero los menores de sesenta años veremos viajes tripulados a la Luna. Es el siguiente paso, y no sé si en un futuro próximo habrá bases permanentes.

P. En el fondo, es un ‘influencer’.

R. No me gusta demasiado esa palabra.

P. El próximo apocalipsis no será una pandemia.

R. Tal vez será el cambio climático, que parecía lejano pero ahora se ha acelerado y lo vemos en plan serio. Creíamos que era un problema para nuestros nietos, y nos lo comeremos con patatas. 

P. El coronavirus no ha dejado en muy buen lugar a la ciencia.

R. No tengo ni idea del tema, no sé qué medidas eran mejores o peores. Nos hemos encontrado con una enfermedad nueva, sin información previa, y le hemos aplicado el método científico, que se basa en la prueba y error pero no ofrece respuestas inmediatas. Hemos asistido en directo a este proceso, que es lo mejor que tenemos pero no una herramienta mágica, por lo que hay gente que se siente decepcionada.

P. La Ciencia avanza a fuerza de errores.

R. Correcto. Comparas el modelo que se te ha ocurrido con la realidad y si funciona, tiras palante. De lo contrario, has de corregirlo.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats