El próximo miércoles, día 18, el juzgado social número 3 de Palma celebrará el juicio por las demandas de los primeros 10 trabajadores de los Informativos de IB3 que han denunciado al ente público ante la Justicia por cesión ilegal de trabajadores. Entre los demandantes se encuentran los 9 miembros del comité de empresa de Liquid Media S.L., la empresa adjudicataria de los informativos desde 2017, filial de Mediapro y que acaba de perder la concesión de los informativos de la televisión pública balear. Los trabajadores de IB3 también han demandado a Liquid Media por cesión ilegal en el mismo procedimiento.

Se trata del primer juicio por las demandas individuales presentadas, de momento, por 134 trabajadores de los Informativos. El objetivo de este proceso judicial es “conseguir la internalización en IB3 después de 15 años de subcontratas que han provocado una gran degradación de nuestras condiciones laborales”. Apuntan desde el comité de empresa de IB3,

El juicio llega justo cuando Liquid Media S.L. (Grupo Mediapro) ha perdido la nueva licitación de los informativos ante Dalton Audiovisual (grupo Lavinia). Una nueva contrata por dos años y prorrogable por otros tres, lo que significa que los máximos responsables de IB3 no tienen en mente la internalización de los servicios informativos. Hay que recordar que la incorporación de los trabajadores de informativos como personal de IB3 fue una de las promesas estrella de todos los partidos del Pacto de Izquierdas en las elecciones de 2015. Han pasado cinco años y no se ha producido la integración de los trabajadores de informativos como personal propio del ente público. Justo al contrario, han realizado una nueva subcontrata que puede prolongarse cinco años más.

Los trabajadores subcontratados de los Informativos defienden en una comunicado que “solo acabando con el sistema de externalización podremos conseguir mejoras laborales sustanciales, evitar la fuga de talento y garantizar un servicio informativo público de calidad, tal y como merecen los ciudadanos de Balears”. Los trabajadores de informativos del ente público llevan más de un año protestando por esta situación vestidos de negro cada viernes.