Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Instan al Ejecutivo balear a negociar un recorte salarial que cifran en el 3%

Denuncian que Balears es la única CC AA que no aplica una subida pactada a nivel nacional

Instan al Ejecutivo balear a negociar un recorte salarial que cifran en el 3%

Instan al Ejecutivo balear a negociar un recorte salarial que cifran en el 3%

Los ánimos de los funcionarios de esta comunidad están caldeados porque el Govern les ha comunicado que no les piensa aplicar la subida salarial del 2% pactada en la ley de Presupuestos para este año ni el 0,9% acordado para el ejercicio que viene, convirtiéndose de esta manera en la única comunidad del país que actúa de una manera tan desagradecida con sus empleados públicos que, recordaron, «lo han dado todo durante esta pandemia».

Por ello, emplazaron al Govern a «renegociar» lo que calificaron de «doble recortazo» y se mostraron incluso dispuestos a «calendarizar» estos pagos si ahora no pueden afrontarlos, se mostró flexible Pep Ginard, de CCOO. «Les pedimos seny y que cumplan los acuerdos», añadió.

Mientras esperan contestación a sus demandas, el lunes que viene sus delegados se concentrarán a partir de las diez y media de la mañana frente al Consolat de la Mar, la sede del Ejecutivo autónomo que ha decidido actuar de esta manera, y el martes a partir de las once de la mañana frente al Parlament, «la institución que tendrá que validar estos recortes», explicó el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Miguel Ángel Romero. El líder ugetista adelantó que ayer mismo pensaban remitir solicitudes de reunión a todos los grupo parlamentarios «para que puedan escuchar las dos partes y formarse así su opinión».

A los sindicatos presentes en la Mesa Sectorial de los Empleados Públicos (UGT, CCOO, Simebal, STEI, CSIF y FSES) se les sumarán los restantes sindicatos sectoriales en posteriores convocatorias, como la que tendrá lugar el lunes 23 de noviembre en Son Espases o el día 30 frente a la conselleria de Educación.

Romero matizó que «el Govern no congela, recorta los salarios» y cifró en 32,5 millones de euros el dinero que se les ha escamoteado hasta esta fecha a 38.000 empleados públicos de esta comunidad y que se convertirán en 38 millones a final de año, «mil euros de salario por cada empleado», denunció. Por ello insistió en calendarizar esos pagos, porque «no es lo mismo que te quiten algo a que te lo deban».

Mensaje a patronales

«En vez de aumentar la fiscalidad para que el ajuste lo paguemos todos, lo vamos a pagar los empleados públicos. Por eso no vamos a consentir que nos llamen insolidarios», advirtió lamentando el mensaje que el Govern está trasladando a patronales como la de Hostelería que, dijo, ya baraja anular las subidas salariales pactadas.

Jorge Tera, del sindicato de enfermería (SATSE), lamentó lo que volvió a calificar de «recortes salariales» puros y duros con un personal (aludiendo al sanitario) que viene de meses «de entrega y de renuncios» a permisos y días libres. «No hemos obtenido el reconocimiento de nuestra Administración», concluyó.

Miguel Lázaro, del sindicato médico (Simebal), fue el autor del término «doble recortazo» que, subrayó, se ha realizado «con premeditación, nocturnidad, alevosía y sin ningún tipo de negociación previa. En agosto, en plena canícula, se nos informó de que el 2% no se pagaba», lamentó.

Tras criticar el «déficit de ejemplaridad» de un Govern que no renuncia a sus asesores y a sus prebendas, Lázaro advirtió de que si los rumores que hablan de que el Govern pretende eliminar el complemento de la carrera profesional (no se han convocado las actualizaciones de méritos para pasar de nivel desde 2018), «los médicos iremos a la huelga».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats