Los premios internacionales Architecture MasterPrize 2020 han galardonado una promoción de viviendas de Cala Llamp y el colectivo Terraferida lo denuncia por ser «el destrozo definitivo» de este enclave costero de Andratx y porque no ven «ningún motivo de satisfacción en destruir una montaña así», según critican en su cuenta de Twitter.

Destacan que los argumentos del jurado son «para echarse a temblar» porque aplaude que «se trata de viviendas altamente sostenibles, respetuosas con el medio ambiente gracias a una alta eficiencia energética, baja emisión de CO2 y plena integración con el entorno», tal como reproduce sorprendido el grupo ecologista, que agradece a los compañeros del GOB haber sido los primeros en denunciar el citado «atentado paisajístico». La entidad lo hizo con su campaña ‘Salvar Mallorca és ara o mai’, presentada hace dos años a los pies de la promoción ahora galardonada.

Para Terraferida, lo más triste es que «este destrozo se hace en la zona catalogada por la Unesco como Paisaje Cultural debido a sus valores paisajísticos, bla, bla, bla...», según escriben, por lo que consideran que dicho organismo tendría que revisarlo si quiere un mínimo de credibilidad.

El galardón a los arquitectos Ángel Sánchez-Cantalejo y Vicente Tomás valora, entre otras cosas, que dan una solución a las singularidades de cada vivienda, como la orientación, la ejecución de las edificaciones en la parcela, las vistas al mar o la adaptación al fuerte desnivel sin interferir en las vistas de los demás y para que unos miren sobre los demás.