«En momentos de crisis las condiciones de trabajo se deben respetar». El conseller de Modelo Económico, Trabajo y Turismo del Govern, Iago Negueruela, hizo un llamamiento a las empresas de las islas para que no caigan en el fraude laboral como consecuencia de la crisis del coronavirus. De forma «preventiva», el conseller anunció ayer un nuevo aumento de la inspección laboral de la comunidad para el año que viene, con un 80 por ciento más de actuaciones.

El conseller Negueruela compareció ayer ante los medios tras la reunión tripartita entre Govern, sindicatos y patronal de la inspección de trabajo y de la Seguridad Social. Según anunció el conseller, el año que viene se llevarán a cabo 17.206 actuaciones de inspección, 468 más que este año, que representa un aumento del 2,79 por ciento, la mitad planificadas por la conselleria de Modelo Económico, Trabajo y Turismo, y que se centrarán en verificar la contratación temporal y a tiempo parcial, las condiciones salariales, el cumplimiento de las jornadas, la igualdad salarial, los sobreesfuerzos y la prevención de riesgos por la covid.

«El comportamiento de trabajadores y empresas ha sido ejemplar», quiso subrayar el conseller, que defendió que «en momentos de crisis las condiciones de trabajo se deben respetar». En esta línea, señaló que «no puede haber una salida de la crisis asimétrica», en contraposición con la última crisis, en la que denunció que la inspección de trabajo fue mínima. Por ello, señaló que «las campañas» de inspección anunciadas «son preventivas» y que «más inspección significa más control», «precisamente para que esa salida no provoque fraude». «Esperamos que se cumpla», mostró su confianza en las empresas de las islas el conseller.

Según el conseller, en lo referente a los ERTE se están detectando pocas situaciones de fraude. Según los datos ofrecidos por la Conselleria, de 1.550 inspecciones realizadas por la inspección de trabajo y de la seguridad social, sólo se han detectado 58 casos de fraude con los ERTE.

Por otra parte, Negueruela adelantó que las cifras de afiliación a la Seguridad Social de la próxima semana mostrarán ya una «gran caída de afiliación» de los trabajadores que saldrán de los ERTE para recibir la prestación a los fijos discontinuos.