Todos los esfuerzos por doblegar la segunda ola del coronavirus están a punto de desvanecerse. La incidencia de la covid sigue aumentando y ya recupera los niveles de hace un mes, cuando la última curva ya había iniciado su descenso en Balears. La incidencia acumulada en las islas se sitúa hoy en los 192 casos por cada 100.000 habitantes, que convierten al archipiélago en zona de «alto riesgo». Mientras, ayer 217 nuevos casos y seis fallecidos más.

Según el último informe del Servicio de Epidemiología publicado ayer, Balears tiene una incidencia acumulada -la cifra de referencia en toda Europa para determinar los niveles de la pandemia- de 192 casos por 100.000 habitantes, cuando la OMS recomienda estar debajo de 60. Con ello, las islas recuperan las cifras de mediados de septiembre, cuando la incidencia se situaba todavía por encima de los 200 casos por cien mil habitantes. En el pico de la segunda ola, al final de agosto, la incidencia era de 350 casos.

De momento las islas todavía no están en ese punto que supuso el final de la temporada turística con el fin del turismo británico y alemán. De hecho, la presión hospitalaria tampoco está en ese punto: los 147 casos hospitalizados, 50 de ellos en unidades de cuidados intensivos (UCI) ayer, representan apenas la mitad de los pacientes ingresados a finales de agosto y apenas una cuarta parte de los que se contabilizaron en lo peor de la pandemia en abril.

Curva de la incidencia del coronavirus en Baleares desde agosto.

Curva de la incidencia del coronavirus en Baleares desde agosto.

«Nos tenemos que avanzar»

Sin embargo, lo que preocupa es esa tendencia al alza. «Lo que vemos es que cuando nos situamos con una incidencia acumulada de 250 es muy fácil que a la semana siguiente suba y ya estemos en los 400», explicaba ayer en una entrevista radiofónica en el programa Al Día de IB3 Ràdio, la directora general de Salud Pública, Maria Antònia Font. «Nos tenemos que avanzar», explicó la necesidad de adoptar medidas que no se tomaron en agosto, insistiendo en que «hay un consejo que vale para todo: nos tenemos que relacionar poco y mantener las distancias de seguridad», insistió.

Ahora mismo, según los datos del informe de Epidemiología, Manacor, confinado perimetralmente desde esta semana, lidera la incidencia en las islas, por encima de Eivissa Vila y doblando las cifras de Mallorca, con 400 casos por 100.000 habitantes en los últimos quince días, que se traducen en 183 casos en ese tiempo, 133 entre el 19 y el 26 de octubre.

El coronavirus avanza en 40 de las 56 zonas de salud de Balears. Por detrás de Manacor, destaca Artà, con una incidencia acumulada de 221 casos, y el barrio de Pere Garau de Palma, con 180 casos por cada 100.000 habitantes.