Desde que el coronavirus llegó a nuestras vidas, el Govern ha ido implantando numerosas medidas para velar por la seguridad de los ciudadanos y luchar contra la pandemia.

Toque de queda

La semana pasada el Gobierno central decretó nuevamente el estado de alarma, esta vez con competencia delegada en las autonomías para que adopten las medidas que consideren necesarias con amparo jurídico. Baleares, igual que el resto de España, implantó el toque de queda. En principio esta medida se iba a aplicar desde las 23:00 a las 06:00 horas. Sin embargo, tras las quejas por parte del sector de la restauración, se retrasó una hora. El toque de queda continuará en Balears o será suspendido en función de cómo evolucionen los contagios por covid. El Govern lo decidirá a partir del lunes 9 de noviembre.

Grupos de seis personas

Esta medida se suma a la restricción de los grupos de máximo seis personas. En el debate sobre el Estado de la Comunidad, la presidenta del Govern, Francina Armengol, anunció  la reducción de 10 a 6 del número máximo de personas en reuniones sociales y familiares. Esta nueva limitación “se aplicará el tiempo que haga falta para doblar la curva”, apuntó la presidenta.

Adiós a la barra del bar

Otra de las medidas restrictivas que se implantaron desde el consell de Salud fue la prohibición del uso de la barra del bar. Los establecimientos deben colocar el aforo permitido a la vista y no pueden vender alcohol a partir de las diez de la noche.

Limitación del aforo

Bodas, comuniones y bautizos deberán limitarse a grupos de 25 personas si se celebran en un recinto cerrado o a 50 personas si es al aire libre. Los lugares de culto deben limitar su aforo al 30 por ciento. En el entorno laboral se recomienda no hacer celebraciones, mucho menos aquellas que impliquen comer o beber. En caso de que se haga, limitar la celebración a 6 personas. En los gimnasios el aforo se reduce al 30 por ciento y las clases grupales no deben realizarse con más de 15 personas. Los centros comerciales deben reducir su aforo al 50 por ciento.

Cierre perimetral en Manacor

El municipio se cerró al haber disparado sus casos de coronavirus y triplicado el número de ingresos. Esta medida consiste en restringir la entrada y salida de personas a Manacor salvo causas justificadas durante un periodo mínimo de quince días. Se harán cribados masivos a personas entre 25 y 35 años. Los manacorins podrán seguir saliendo a la calle, pero para salir del perímetro deberán acreditar un motivo justificado, como puede ser ir al trabajo, a cuidar a una persona mayor o con discapacitad, cumplimentar algún trámite oficial, ir al médico o tener que hacer un examen improrrogable.

No está permitido entrar a los establecimientos de restauración, pero sí utilizar la terraza. El obligatoriedad del uso de la mascarilla, distancia de seguridad y los grupos de máximo seis personas siguen vigentes. Los comercios deben limitar su aforo un 50 por ciento y cerrar a las 22 horas, además de especificar un horario para los mayores de 65 años. En los entierros, solo podrá haber un máximo de 15 personas. Los colegios, ámbitos culturales y deportivos se guiarán por la misma regulación que existe a nivel autonómico.

El confinamiento empieza en Manacor con silencio y calles desiertas

Restricciones en Ibiza

El Govern ha aplicado una serie de medidas que deben tomarse en la isla durante dos semanas, aunque no se descarta prorrogarlo. En cuanto a la movilidad, entre las 22 y las 6 horas solo se podrá salir de casa para "lo esencial": acudir al servicio de urgencias, a la farmacia, al centro sanitario o al veterinario. También se podrá ir o volver del trabajo y están permitidos los desplazamientos para cuidar menores, personas mayores o dependientes. Otra excepción son las actuaciones urgentes policiales o judiciales. Se podrá estar fuera de casa para coger aviones o barcos. No se permite entrar a los establecimientos de restauración, pero sí utilizar la terraza. Esta deberá limitar un 50 por ciento su aforo y garantizar la distancia de seguridad. Los comercios deben limitar su aforo un 50 por ciento y especificar un horario para los mayores de 65 años. Se limitan las reuniones a un máximo de seis personas. Las clases se podrán hacer presencialmente siempre y cuando se limite al 50 por ciento del aforo máximo.

Medidas generales

Usar la mascarilla siempre que no estemos consumiendo, respetar la distancia de seguridad y respetar el aforo máximo de los establecimientos son medidas que han estado vigentes desde el inicio de la pandemia. Estas medidas siguen vigentes, no se han modificado y habrá que seguirlas hasta que las instituciones digan lo contrario.